• Las 10 torturas más crueles de la historia.

    La tortura es el acto de causar daño físico o psicológico ya sea por medio de máquinas, artefactos o sin ellos, sin el consentimiento y en contra de la voluntad de la víctima generándose la figura legal de apremio ilegítimo; o bien con el consentimiento de la víctima (sadomasoquismo), vinculado principalmente al dolor físico y/o quebrantamiento moral que puede o no desembocar en la muerte.


  • La Tortura del Agua

    Se ataba al reo con alambre de espino en las muñecas y tobillos, y se le tapaba la boca con trapos para que no pudiera vomitar. Posteriormente, se le introducía agua por las fosas nasales hasta que el estómago estuviera a punto de explotar, y llegados a este punto, los torturadores daban patadas al estómago e incluso saltaban encima hasta que explotara y por lo tanto, causara la muerte.


    Desentrañamiento

    Es una tortura que comienza con un corte longitudinal y otro transversal en el vientre de la persona torturada. Con estos cortes se consigue dejar al descubierto todos los órganos internos del abdomen y se procede a extraerlos uno a uno (Exceptuando los órganos vitales para así poder mantener a la persona viva). A la vez que se van extrayendo los órganos estos son mostrados a su dueño, consiguiendo causar un grandísimo terror equiparable al dolor que está sufriendo. Para que la persona torturada no se desmayara del dolor se usaban brebajes de hierbas que lo mantenían despierto. En el cine uno de los desentrañamientos más famosos es el protagonizado por Mel Gibson en la película “Braveheart”.


    Aplastador de cráneos

    En esta tortura se utilizaba una herramienta muy macabra. Se ponía la cabeza de la persona torturada debajo del tornillo y se iba apretando paulatinamente hasta conseguir unas consecuencias catastróficas. El primero de los síntomas era el sangrado por las encías, luego los dientes estallaban entre sí, la mandíbula se partía, los ojos se salían de las órbitas y por último el cráneo cedía y con el aplastamiento del cerebro llegaba la muerte. Ya sabéis que nos gustan las referencias cinematográficas, en este caso la hemos encontrado en la película “Casino” de Martin Scorsese, donde se utiliza una versión modernizada de esta tortura.


    Empalamiento.

    El empalamiento es una de las torturas más conocidas y desagradables que se han inventado jamás. Cómo muchos sabréis consiste en clavar una estaca de grandes dimensiones en el suelo y después clavar a la persona torturada poco a poco desde el ano hasta que la estaca salga por la boca. Cómo referencia al cine decir que esta tortura aparece en la portada de la película “Holocausto Canibal” (Prohibida en muchos países por su crueldad extrema). Uno de los personajes históricos que llevó demasiado lejos esta tortura fue Vlad III, también conocido como el empalador. Llego a empalar a más de 20.000 personas y es en él en quién se inspiró Bram Stoker para escribir su novela Drácula.


    La dama de hierro

    No se trata de Margaret Thatcher , sino de una de las torturas más dolorosas y agonizantes que pueden existir. Consiste en un sarcófago parecido al que utilizaban los egipcios para enterrar a sus faraones pero con la pequeña diferencia de que las paredes internas estaban llenas de grandes pinchos metálicos que se clavaban en los lugares más dolorosos de la persona torturada, pero sin llegar a matarla. Una vez más tenemos a un personaje histórico que recurrió habitualmente a este tipo de tortura, la sanguinaria Isabel Báthory. Esta condesa de Hungría estaba obsesionada por el envejecimiento y pensaba que la sangre de sus jóvenes doncellas la hacía mantenerse más joven. Es por ello que cogía a un gran número de doncellas y las encerraba en el artilugio. “La dama de hierro” las desangraba, pero a la vez las seguía manteniendo con vida para poder repetir este proceso tantas veces fuera necesario. Como es de esperar muchas de estas doncellas morían tarde o temprano, por lo que la condesa tenía que buscar a más. Se dice que llegó a dejar sin doncellas todos los poblados colindantes a su castillo.


    La cuna de Judas

    Se trata de otro de los macabros inventos que sólo se les pueden ocurrir a las mentes más retorcidas. Consistía en un taburete con punta en el que a la persona torturada se arrojaba constantemente con pesos hasta destrozarlo o partirlo por la mitad comenzando desde la zona genital.


    Toro de Falaris

    Cuando pensabas que ya no existiría una tortura que pudiera causar más dolor te presentamos al Toro de Falaris. Este Toro que lleva el nombre del tirano que lo mandó crear es metálico y hueco; en él se introducían a los torturados y debajo se encendía una hoguera. Con esto se conseguía que el metal adquiriera temperaturas extremas y que la persona en el interior del toro comenzara a cocerse viva: primero perdía la piel fundida con el metal y poco a poco la carne comenzaba a asarse hasta que la persona moría definitivamente de dolor. Los gemidos que producían las víctimas salían al exterior por los orificios nasales del toro y parecía que el toro en sí era el que estaba mugiendo. En la película “Inmortals 2″ aparece una escena en la que se practica esta tortura.

    Cuenta la leyenda que el propio creador del artilugio de tortura, Perilo, fue la primera persona en probar el artefacto después de que lo metieran dentro las tropas de Falaris.


    El Tenedor de los Herejes

    Dotado de dos puntas en cada uno de sus extremos, este cruel tenedor estaba ideado para que los herejes confesaran permitiéndoles mover la boca únicamente para hablar susurrando. Por medio de un cinturón se fijaba el tenedor al cuello del torturado que debía mantener el tiempo máximo la cabeza hacia atrás para no clavarse en el esternón y la barbilla los afilados pinchos.


    La gota china

    También llamada simplemente tortura de la gota de agua, consistía en inmovilizar a la victima boca arriba, de modo que cada 5 segundos cayera una gota de agua fría en su frente.

    Pasadas varias horas, ese goteo provoca lesiones en la piel (incluso llega a perforarla llegando al cerebro), y a lo largo de los días, provoca neumonía por estar todo el dia mojado, locura al no poder dormir y también por el hecho de pensar que ese agua que cae no se puede beber cuando entra la sed. A los pocos días el reo moría de un paro cardíaco.


    La rueda de hierro

    La terrorífica rueda de hierro que partía todos tus huesos rompiendo con la rueda.
    A la víctima normalmente desnuda se le ataban las articulaciones al suelo, fijaban por medio de unas maderas y se le iban destrozando los huesos de estas uno por uno con la brutal rueda de hierro, cuando todos los huesos eran papilla únicamente mantenida por la carne y la piel que los envolvía se le ataba a la rueda para ser expuesto a la muchedumbre, durante días se sobrevivía entre grandes dolores .

    Ayúdanos a seguir curioseando.

    Con vuestros donativos podremos seguir compartiendo biografías y curiosidades. ¡Muchas gracias!