• Padaung, mujeres de cuello de jirafa

    Las padaung ('mujeres de cuello de jirafa') forman parte del grupo étnico o tribu Kayan, Karen o Karenni, una de las minorías étnicas tibeto-birmanas de Birmania que se compone aproximadamente de 7.000 miembros y pertenecen al estado Shan.

  • Las mujeres padaung

    Conocidas en todo el mundo por sus enormes anillos de metal colocados en el cuello. Desde niñas, con tan solo cinco años de edad, se les añade espirales que poco a poco van desplazando las costillas y la clavícula.
    Los hombros se inclinan de forma radical hasta conseguir que el cuello se vea más largo. La colocación del primer aro se convierte en motivo de celebración y festejos en el poblado.

    La niña recibe largos masajes con un ungüento compuesto por alguna secreta receta que se desconoce aún hoy en nuestros días. Tras ejercitar el cuello moviéndolo en todas las direcciones y relajándolo durante aproximadamente una hora, se procede a la colocación de la pieza de unos diez centímetros aproximadamente.

    A partir de ese momento, cada dos años se va colocando una anilla más alta. Cuando una mujer llega a la extensión máxima de su cuello, ya no podrá volver a moverlo nunca. Tras infinitas generaciones -se cree que hace dos mil años-, las mujeres padaung han aceptado este ritual como signo de belleza y de orgullo cultural.

    Dice la leyenda que solo las niñas nacidas en miércoles de luna llena adquieren el “privilegio” de convertirse en auténticas mujeres jirafa, término que a los pocos minutos de estar allí, descubres que no les gusta en absoluto a pesar de que en las guías lo señalan de esta manera.

    Algunos antropólogos apuntan al concepto místico, y piensan que los aros protegen contra las mordeduras del tigre mientras que otras teorías establecen que las bobinas de metal reflejan el cuello de un dragón. La teoría más extendida es la que se refiere a que esta práctica era utilizada para evitar el secuestro de las mujeres padaung por parte de otras tribus. Lo cierto es que no se conoce el origen exacto de esta tradición aunque en la actualidad se da por bueno que se trata exclusivamente de una cuestión estética.

    El Gobierno birmano trató de hacer desaparecer esta costumbre, intentando cambiar la imagen de país poco desarrollado. Por ello, muchas mujeres rompieron la tradición, pero viendo que los turistas en los últimos años van buscando a las famosas mujeres de cuello de jirafa y que es un negocio rentable no han permitido que se pierda la tradición.

    Lo que en realidad es rentable no es solo la apariencia sino la laboriosidad de las mujeres de la tribu, que elaboran bellísimas telas a telar fabricando chalinas o o bordando con punto cruz minúsculo telas que utilizan para confeccionar gorros, carteras, monederos u otros elementos.


    Síguenos en Facebook.

    Dale a me gusta y no te pierdas las biografías y curiosidades diarias que se publican en esCuriosity. ¡Muchas gracias!

    Ayúdanos a seguir curioseando.

    Con vuestros donativos podremos seguir compartiendo biografías y curiosidades. ¡Muchas gracias!



    Otras Curiosidades