• Martin Laurello, el increíble hombre que giraba la cabeza 180º

    Martin Laurello, el increíble hombre que giraba la cabeza 180º

  • Todavía los científicos de hoy en día se sienten intrigados por como este hombre podía mover la cabeza 180 grados. Este alemán llamado Martin Laurello asombró al mundo en los años 20. Conozcamos su impresionante historia.
    Nacido en la ciudad de Núremberg en 1885, este hombre tenía unas cervicales poco comunes en un ser humano, que le permitían girar su cabeza en 180 grados de manera normal. Gracias a esto, Martin trabajó en el circo y pudo viajar mucho por todos los Estados Unidos enseñando su curioso movimiento.

    Desde muy temprana edad demostraba tener esta increíble habilidad parecida a la que tiene las lechuzas o los búhos. Es muy difícil creer que era capaz de girar la cabeza hasta verse la espalda delante de sus ojos. Obviamente, con esta habilidad no pasó desapercibido en aquellos tiempos y muchas compañías de espectáculos ambulantes llamaron a su puerta rápidamente para ofrecerle jugoso contratos. El poder tener a este hombre entre sus atracciones era signo de mucha audiencia en cada función y eso era dinero para las arcas de la compañía.
    Inició trabajando por varias ferias europeas, para después, entrar a formar parte de los mejores circos de la época como el Ringling Bros y el Barnum & Bailey´s. más tarde saltó el charco y era la estrella en los mejores espectáculos americanos. Todos querían ver al hombre que desafiaba las leyes del cuerpo humano.

    En una persona normal, el movimiento que era capaz de realizar Martin causaría una grave luxación vertebral y una estrangulación fatal que nos llevaría a un daño irreparable en nuestra medula espinal. Lo más normal es que acabáramos con parálisis o muriéramos en el intento, pero Martin lo podía hacer sin ningún peligro.
    Lo hacía de manera tan natural y fácil que podía tranquilamente apoyar su barbilla en la espalda y caminar hacia delante mientras miraba atrás…increíblemente impactante.
    Algo difícil de creer pero que también era capaz de realizar era girar 180 grados su cintura y su pie derecho… pero... ¿Cómo lo hacía?
    Los científicos siguen sin saber con exactitud cómo podía realizar estos movimientos surrealistas con su cuerpo ya que no hay exámenes médicos conservados de aquella época. La poca información científica que se dispone aparte de fotografías es una reseña en un diario dominical de Nueva York llamado “New York American” en la que el profesor Nasher decía que era una gran hazaña acrobática y del arte del contorsionismo, solamente capaz de hacerlo después de un duro entrenamiento.

    Los médicos solo creían que era entrenamiento. En realidad no fue así, seguramente el cuerpo de Martin tenía un defecto (en este caso virtud) que le permitía hacer esos increíbles movimientos sin sufrir ningún daño. Incluso el comentaba que cuando giraba la cabeza, la entrada de aire a los pulmones se le cortaba y no podía respirar.

    Como hoy en día hay personas que mueven los huesos de las manos o son capaces de sacarse el hombro de su sitio y ponerlo de nuevo, el amigo Martin hacia esas acrobacias con su cuerpo y nunca se preocupó en buscarle una explicación a este misterio del cuerpo humano porque era algo normal en él. Si Martin viviera hoy entre nosotros, seguramente sería la atracción de los científicos y ya hubiera salido en los canales de Tv como Discovery o NatGeo.


    Síguenos en Facebook.

    Dale a me gusta y no te pierdas las biografías y curiosidades diarias que se publican en esCuriosity. ¡Muchas gracias!

    Ayúdanos a seguir curioseando.

    Con vuestros donativos podremos seguir compartiendo biografías y curiosidades. ¡Muchas gracias!



    Otras Curiosidades