• Marte (planeta)

    Marte es el cuarto planeta del Sistema Solar más cercano al Sol. Llamado así por el dios de la guerra de la mitología romana Marte, recibe a veces el apodo de planeta rojo debido a la apariencia rojiza que le confiere el óxido de hierro que domina su superficie.

  • Tiene una atmósfera delgada formada por dióxido de carbono, y dos satélites: Fobos y Deimos. Forma parte de los llamados planetas telúricos (de naturaleza rocosa, como la Tierra) y es el planeta interior más alejado del Sol. Es, en muchos aspectos, el más parecido a la Tierra.

    Aunque en apariencia podría parecer un planeta muerto, no lo es. Sus campos de dunas siguen siendo mecidos por el viento marciano, sus casquetes polares cambian con las estaciones e incluso parece que hay algunos pequeños flujos estacionales de agua.

    Tycho Brahe midió con gran precisión el movimiento de Marte en el cielo. Los datos sobre el movimiento retrógrado aparente (los llamados "lazos") permitieron a Kepler hallar la naturaleza elíptica de su órbita y determinar las leyes del movimiento planetario conocidas como leyes de Kepler.

    Forma parte de los planetas superiores a la Tierra, que son aquellos que nunca pasan entre el Sol y la Tierra. Sus fases (porción iluminada vista desde la Tierra) están poco marcadas, hecho que es fácil de demostrar geométricamente. Considerando el triángulo Sol-Tierra-Marte, el ángulo de fase es el que forman el Sol y la Tierra vistos desde Marte. Alcanza su valor máximo en las cuadraturas cuando el triángulo STM es rectángulo en la Tierra. Para Marte, este ángulo de fase no es nunca mayor de 42°, y su aspecto de disco giboso es análogo al que presenta la Luna 3,5 días antes o después de la Luna llena. Esta fase, visible con un telescopio de aficionado, no logró ser vista por Galileo, quien solo supuso su existencia.


    Estas son las diez cosas que no se sabían del planeta rojo hace un año y que han sido reveladas gracias a misiones como las del robot Curiosity.

    1. El planeta rojo habría sido propicio para la vida microbiana. El análisis del polvo que el robot extrajo de una roca y puso por primera vez dentro del espectrómetro que tiene a bordo, arrojó que en la superficie marciana hay nitrógeno, azufre, hidrógeno, oxígeno, fósforo y carbono, elementos propicios para la vida microbiana.

    2. Los análisis de la primera muestra tomada por Curiosity muestran el alto porcentaje de agua en el suelo marciano, que es de un 2 por ciento. Según Adriana Ocampo, Marte pudo haber tenido grandes lagos. Hoy se sabe que tiene agua líquida, clave para que se dé la vida como la conocemos. En el lugar donde amartizó Curiosity había agua que fluyó con mucha energía, pues quedó reflejado en las capas de las rocas. El líquido se encuentra más en la zona ecuatorial marciana, como agua vertiente. “Hemos visto imágenes donde hay una ladera y, al día siguiente, se ven deslizamientos y para que estos existan debe haber agua que fluya. El planeta es dinámico y de ahí el interés de buscar posibles nichos en los cuales la vida se dio o se esté dando”, explica la experta.

    3. La superficie marciana contiene material arcilloso orgánico. La arcilla juega un papel clave en la creación de las moléculas de la vida.

    4. Alta radiación en su atmósfera, más de lo que se creía. Con este hallazgo, dice Ocampo, se podrán diseñar mejor los trajes espaciales de la futura tripulación, y así poderles garantizar a los astronautas que sobrevivan a la radiación del medio ambiente espacial y a la de Marte.

    5. La capa superior de la atmósfera marciana es ácida. “Es como si hubiera sido erosionada y no sabemos por qué. Hay varias teorías para explicar la pérdida de las capas más altas y externas, y una de ellas pudo ser por asteroides que impactaban el planeta, los cuales fueron erosionando la atmósfera”, explica Ocampo. Marte cuenta con la mitad de diámetro de la Tierra y tiene menos capacidad gravitacional de mantener moléculas sobre su superficie o una atmósfera.

    6. En Marte llueve y hay escarcha. Tiene una atmosfera más compleja que la terrestre: se ha visto escarcha sobre su superficie y en sus polos hay dióxido de carbono en forma hielosa. Su atmósfera puede condensar lo suficiente el agua para que haya nieve en Marte. También se sabe que tuvo un campo magnético más activo y luego desapareció y este campo es clave porque protege al planeta y permite que las moléculas orgánicas se desarrollen y evolucionen hacia la vida.

    7. El agua no es tan salina. Es más dulce de lo que se pensaba y esto es importante, porque esta característica aporta mejores condiciones para el desarrollo de la vida.

    8. Parece tener actividad sísmica, pequeños “marsquakes”. Tiene casi cuatro estaciones, pues la inclinación de su eje superior es similar al de la Tierra.

    9. Tiene remolinos de viento y hay épocas del año en que esas grandes tormentas de vientos transforman la superficie del planeta. Se vuelve opaca.

    10. Marte está cubierto por una especie de arena que se mezcla y se mueve por todo el planeta por continuas tormentas de polvo.


    Síguenos en Facebook.

    Dale a me gusta y no te pierdas las biografías y curiosidades diarias que se publican en esCuriosity. ¡Muchas gracias!

    Ayúdanos a seguir curioseando.

    Con vuestros donativos podremos seguir compartiendo biografías y curiosidades. ¡Muchas gracias!



    Otras Curiosidades