• La tartamudez

    La tartamudez es un trastorno de la comunicación (no un trastorno del lenguaje) que se caracteriza por interrupciones involuntarias del habla que se acompañan de tensión muscular en cara y cuello, miedo y estrés. Ellas son la expresión visible de la interacción de determinados factores orgánicos, psicológicos y sociales que determinan y orientan en el individuo la conformación de un ser, un hacer y un sentir con características propias.

  • A pesar de creencias populares, la tartamudez no está asociada con la ansiedad ni es un efecto de ella para su desarrollo; sin embargo, la tartamudez sí genera ansiedad en los individuos que la poseen, llegando a convertirse en fobia social, en donde se teme tartamudear frente a las personas, provocando en muchos casos el aislamiento social de quien tartamudea.

    La reacción del entorno del afectado es importante para la aparición de numerosos síntomas físicos asociados a la tartamudez, sobre todo en los primeros años de manifestación: tensión muscular en cara y cuello, miedo y estrés.

    El Día Mundial del Conocimiento de la Tartamudez es el 22 de octubre.

    Historia

    La tartamudez es conocida desde la antigüedad clásica, y ya Aristóteles señalaba a la lengua como responsable de la misma, incapaz de seguir la velocidad con que fluían las ideas. Esta idea fue sostenida hasta el siglo XIX, en que los cirujanos intentaban corregir la lengua con medios braquiales (dividiendo su raíz, cortándole cuñas, añadiendo prótesis...). Otros, en cambio, recomendaban el ensanchamiento de las vías respiratorias y la extirpación de las vegetaciones adenoides y de las amígdalas.

    Sigmund Freud y sus seguidores, corrigiendo la visión anterior, asociaron la tartamudez a crisis nerviosas y a problemas psíquicos, considerando que reflejaba la puja de los deseos reprimidos por salir al exterior.

    Curiosidades

    Personajes famosos que tuvieron esta patología fueron: Miguel de Cervantes, Isaac Newton, Marilyn Monroe, Jorge VI, Charles Darwin, Winston Churchill y Clara Barton entre otros.

    Aristóteles sostenía que las personas tartamudas lo eran porque pensaban mucho más rápido de lo que podían hablar. Según él sus ideas fluían con tanta velocidad que se agolpaban en su boca y no salían de manera fluida.

    “El discurso del Rey” es un filme que ha abordado el tema de la tartamudez con mucha altura, y hasta de manera educativa. En esta película se cuenta la historia de Jorge VI (Padre de la Reina Isabel II) un rey tartamudo, que debía dar discursos habitualmente a sus súbditos. En la búsqueda de una posible cura, el rey da con una persona que mediante una técnica muy curiosa, logra que Jorge VI no tartamudee al dar sus discursos.

    En el año 1608 el Dr Febricus Hildanus encontró “la cura de la tartamudez”. Según este médico, la tartamudez se producía porque los tartamudos tenían un frenillo muy grueso, y la solución era cortarlo. Evidentemente esta solución quirúrgica no mejoró la afección en lo absoluto, más bien quedó como datos curiosos sobre la tartamudez.


    Síguenos en Facebook.

    Dale a me gusta y no te pierdas las biografías y curiosidades diarias que se publican en esCuriosity. ¡Muchas gracias!

    Ayúdanos a seguir curioseando.

    Con vuestros donativos podremos seguir compartiendo biografías y curiosidades. ¡Muchas gracias!



    Otras Curiosidades