• Intento de asesinato de Ronald Reagan

    El intento de asesinato de Ronald Reagan ocurrió el 30 de marzo de 1981, sesenta y nueve días después de que Reagan asumiera la presidencia.

  • A su salida de una conferencia en el Washington Hilton Hotel en Washington, D.C., el Presidente y otras tres personas fueron heridas por los disparos realizados por John Hinckley, Jr. Reagan sufrió una perforación en el pulmón, pero la pronta atención médica le permitió recuperarse rápidamente. No se produjo una invocación formal de sucesión presidencial, aunque el Secretario de Estado Alexander Haig hizo unas declaraciones que resultaron controvertidas, afirmando «que él tenía el control aquí» lo que se explicaba por el corto período en que el Vicepresidente George H. W. Bush estuvo físicamente ausente, volando de regreso a Washington, D.C. en el Air Force Two. Hinckley fue declarado no culpable por motivos de demencia y ha permanecido confinado en una Institución mental.

    Motivación

    La motivación detrás del ataque de Hinckley surgió de una obsesión con la actriz Jodie Foster debida a la erotomanía. Mientras vivía en Hollywood, a finales de la década de 1970, vio la película Taxi Driver por lo menos quince veces, al parecer se identificaba fuertemente con Travis Bickle, el personaje principal. La trama gira en torno al intento de Bickle de proteger a una prostituta de 12 años de edad, interpretada por Foster. Hacia el final de la película, Bickle intenta asesinar a un Senador de los Estados Unidos que se está postulando para Presidente. Durante los años siguientes Hinckley siguió a Foster por todo el país, llegando hasta el punto de matricularse en un curso de escritura en la Universidad de Yale en 1980, cuando se enteró de que ella estudiaba allí tras leer un artículo en la revista People. Escribió numerosas cartas y notas a Foster a finales de 1980. La llamó dos veces y se negó a darse por vencido cuando ella le indicó que no estaba interesada en él. Convencido de que al ser una figura nacional Foster lo vería como a un igual, Hinckley comenzó a acechar al entonces Presidente Jimmy Carter (su decisión de utilizar a los presidentes como blanco, también parece haberse inspirado en Taxi Driver). Escribió tres o cuatro notas más para ella a principios de marzo de 1981 que Foster le entregó a su decano, quiena su vez se las entregó al Departamento de Policía de Yale, que intentó dar con la pista de Hinckley sin resultados.


    Emboscada a la salida del hotel

    Conferencia en el Hotel Hilton de Washington

    Hinckley llegó a Washington, D.C. el domingo 29 de marzo en un autobús de Greyhound Lines, y se registró en el Park Central Hotel. A la mañana siguiente desayunó en un McDonald's, se enteró del horario del Presidente de los Estados Unidos Ronald Reagan en la página A4 del Washington Post y decidió que era el momento de hacer su jugada. Sabiendo que tal vez no viviría para contarlo si le disparaba a Reagan, escribió una carta, que no envió, a Foster, unas dos horas antes del intento de asesinato, diciéndole que esperaba impresionarla con la magnitud de su acción.

    El 30 de marzo de 1981, Reagan pronunció un discurso en un almuerzo de negocios con los representantes de AFL-CIO en el Washington Hilton Hotel. Ingresó al edificio cerca de las 13:45, saludando a la multitud compuesta por los medios de comunicación, el primer ministro canadiense Pierre Trudeau y los ciudadanos.


    El incidente

    Poco antes de las 14:30 hora local, Reagan salió del hotel por la salida hacia T Street NW rumbo a su coche que le esperaba, Hinckley surgió de entre la multitud de admiradores y disparó un revólver Röhm RG-14 calibre .22 LR, seis veces en tres segundos. La primera bala alcanzó en la cabeza al Secretario de Prensa de la Casa Blanca, James Brady. La segunda le dio en la espalda al oficial de policía del Distrito de Columbia, Thomas Delahanty. La tercera sobrepasó al presidente y golpeó la ventana del edificio de enfrente. La cuarta bala le dio en el abdomen al agente del Servicio Secreto Timothy McCarthy. La quinta golpeó el cristal resistente a las balas de la ventana de la puerta abierta de la limusina del presidente. La sexta y última bala rebotó en la limusina e impactó al presidente en la axila izquierda, golpeando una costilla y alojándose en el pulmón, deteniéndose a unos 2,5 cm. del corazón. Los agentes del Servicio Secreto entraron en acción, tirando a Hinckley al suelo. El agente Robert Wanko tomó una Uzi de un maletín. El agente Dennis McCarthy (sin relación con el agente Timothy McCarthy) se abalanzó sobre Hinckley, así como otros, para mantenerlo en el suelo.

    Dieciséis minutos después del atentado, la ATF encontró que el arma había sido comprada en Rocky's Pawn Shop en Dallas, Texas. Cargado con seis cartuchos marca "Devastator" 22 LR, que contenía pequeñas cargas explosivas de azida de plomo, diseñadas para explotar al contacto. Las balas no habían sido fabricadas en los Estados Unidos y cualquier bala que contuviera explosivos estaba clasificada como un artefacto explosivo ilegal bajo la ley federal vigente al momento en que Hinckley las compró. Ninguna de las seis balas llegó a explotar.

    Todo el incidente fue grabado en vídeo por al menos cinco cámaras, incluyendo las principales cadenas de televisión abierta. La Cable News Network había estado difundiendo el discurso de Reagan en vivo momentos antes y su personal estaba todavía dentro del hotel. Hinckley preguntó a los agentes que lo detuvieron si la Ceremonia de los Óscar de esa noche se pospondría debido a los disparos y de hecho fue pospuesta, se transmitió la noche siguiente.


    Síguenos en Facebook.

    Dale a me gusta y no te pierdas las biografías y curiosidades diarias que se publican en esCuriosity. ¡Muchas gracias!

    Ayúdanos a seguir curioseando.

    Con vuestros donativos podremos seguir compartiendo biografías y curiosidades. ¡Muchas gracias!



    Otras Curiosidades