• El descubrimiento del fuego

    El control del fuego por los primeros seres humanos fue un punto de inflexión en la evolución cultural humana que permitió que los seres humanos proliferaran debido a la incorporación de la absorción de las proteínas y los hidratos de carbono mediante la cocción, la actividad humana en horas nocturnas, y la protección ante los depredadores.

  • Evidencias del descubrimiento
    África oriental

    Las primeras evidencias de uso del fuego por seres humanos provienen de diversos sitios arqueológicos en África Oriental, tales como Chesowanja cerca del Lago Baringo, Koobi Fora, y Olorgesailie en Kenia. Las pruebas halladas en Chesowanja consisten en fragmentos de arcilla roja que poseen una antigüedad de 1,42 millones años. Ensayos realizados en los fragmentos encontrados en el lugar muestran que la arcilla debió ser calentada a 400 °C para endurecerse.

    En Koobi Fora, existen evidencias del control del fuego por parte del Homo erectus hace 1,5 millones de años, con el enrojecimiento de sedimentos que solo puede provenir de un calentamiento a una temperatura de entre 200 a 400 °C. Existe una especie de agujero de chimenea en un yacimiento en Olorgesailie, Kenia. Se han encontrado algunos restos microscópicos de carbón vegetal, pero pueden ser el resultado de un incendio de matorrales debido a causas naturales.

    En Gadeb, Etiopía, en el sitio 8E se han hallado fragmentos de toba volcánica que parecen presentar signos de quemaduras, es posible que algunas de las rocas puedan haber sufrido los efectos de actividad volcánica local. Estos se han encontrado junto con artefactos achelenses creados por H. erectus.

    En el centro del Valle medio del río Awash, se han encontrado unas depresiones de forma cónicas de arcillas rojas que podrían haberse producido a temperaturas de unos 200 °C. Se piensa que estas características podrían haber quemado tocones de árboles lejos de su lugar de origen. Se han encontrado rocas quemadas en el valle Awash, aunque en la zona también se encuentran trozos de toba volcánica.

    Sudáfrica

    La evidencia concluyente más antigua sobre control del fuego por parte de humanos se encontró en Swartkrans, Sudáfrica. El hallazgo consiste de varios huesos quemados, hallados en compañía de herramientas achelenses, herramientas de hueso, y huesos con marcas de incisiones producidas por homínidos. En este sitio también se han encontrado algunas de las evidencias más antiguas de comportamiento carnívoro del H. erectus. Los depósitos quemados encontrados en la Cueva de los fogones en Sudáfrica se remontan 200.000 a 700.000 años, al igual que evidencia recolectada en otros sitios como la cueva Montagu (fechados con antigüedades de 58.000 a 200.000 años) y la desembocadura del río Klasies (120.000 a 130.000 años).

    Le evidencia más contundente proviene de Kalambo Falls en Zambia donde se han excavado varios artefactos relacionados con el uso del fuego por parte de seres humanos, incluidos troncos chamuscados, carbón, zonas enrojecidas, tallos de pastos y plantas carbonizados, y herramental que ha sido endurecido mediante el fuego. Este sitio ha sido fechado utilizando técnicas de fechado por radiocarbono en unos 61.000 a 110.000 años mediante racemización por aminoácidos.

    El fuego fue utilizado para tratar piedras de silcreta para mejorar sus propiedades antes de ser convertidas en herramientas por la cultura Stillbayense. Este trabajo identifica el uso de esta técnica no solo en los sitios de Stillbay fechados con una antigüedad de 72.000 años pero también en sitios que se remontan a 164.000 años.

    Oriente Medio

    En el sitio de Bnot Ya'akov Bridge, Israel, se ha encontrado evidencia de fuegos realizados por H. erectus o H. ergaster hace unos 790.000 a 690.000 años. En la cueva Qesem a 12 km al este de Tel-Aviv la evidencia permite afirmar el uso regular del fuego desde antes de 382.000 años hasta hace unos 200.000 años a finales del Pleistoceno inferior. Las grandes cantidades de hueso quemado y hornillos de tierra con temperaturas moderadas indica que el desposte y trozado de las presas se realizaba en proximidades de los sitios donde se hacia el fuego.

    Lejano Oriente

    En Xihoudu en la provincia de Shanxi, hay pruebas de la combustión por la decoloración negra, gris y gris-verdosa de huesos de mamíferos. Otro lugar en China es Yuanmou, en la provincia de Yunnan, dónde se han encontrado huesos ennegrecidos de mamíferos.

    En Trinil, Java, se han encontrado entre los fósiles de H. erectus huesos ennegrecidos similares y depósitos de carbón.

    Europa

    En diversos lugares en Europa se presenta evidencia del uso del fuego por parte de H. erectus. El más antiguo Samu (Homo erectus), fue encontrado en Vértesszls, Hungría, dónde se han hallado restos de huesos pero no se han encontrado restos de carbón. En Torralba y Ambrona, España, se ha encontrado carbón y madera entre restos de herramientas de estilo acheuliano con una antigüedad de entre 300.000 y 500.000 años.

    En Saint-Estève-Janson, Francia, hay evidencias de 5 hogares y suelos enrojecidos en la cueva de Escale. Estos hogares se han fechado con una edad de 200.000 años.

    La mayoría de los restos descubiertos hasta la fecha permiten establecer, con prudencia, que la expansión del control del fuego empezó hace unos 125.000 años


    Síguenos en Facebook.

    Dale a me gusta y no te pierdas las biografías y curiosidades diarias que se publican en esCuriosity. ¡Muchas gracias!

    Ayúdanos a seguir curioseando.

    Con vuestros donativos podremos seguir compartiendo biografías y curiosidades. ¡Muchas gracias!



    Otras Curiosidades