"Todo lo que he hecho y he vivido ha sido para esto"


Infancia y juventud

Nació en el pequeño pueblo de Klúshino, cerca de Gzhatsk, en la provincia de Smolensk, el 9 de marzo de 1934. Gzhatsk se renombró como Gagarin en su honor en 1968. Sus padres, Alexey Ivanovich Gagarin y Anna Timofeyevna Gagarina, trabajaban en una granja colectiva. Aunque oficialmente sus padres fueron descritos como «sencillos campesinos» por la propaganda soviética, su madre era una ávida lectora de libros y su padre un talentoso carpintero. Yuri era el tercero de cuatro hermanos y su hermana mayor fue la encargada de cuidarle mientras sus padres trabajaban.

Como millones de personas en la Unión Soviética, la familia Gagarin se encontró con la ocupación de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Después de que un oficial alemán ocupara la casa de los Gagarin, construyeron una pequeña choza de barro donde se ocultaron un año y nueve meses hasta el final de la ocupación extranjera. Sus dos hermanos mayores fueron deportados a la Alemania nazi como mano de obra esclava en 1943, y no regresaron hasta después de la guerra. En 1946, la familia se trasladó a Gzhatsk.

Su profesor de matemáticas luchó con el Ejército Rojo del Aire durante la Gran Guerra Patria, un hecho que impresionó al joven Gagarin. [cita requerida]Según su hija, Elena Gagarina, recordaba a menudo una vivencia de la Segunda Guerra Mundial cuando un piloto soviético fue derribado sobre su pueblo. Yuri y otros amigos lo rescataron y mantuvieron oculto de los nazis hasta que otro amigo vino a buscarlo en otro avión. Este hecho, según Elena, lo marcó y desde entonces quiso ser piloto.

Yuri fue obrero en la industria metalúrgica hasta 1954, año en que se apunta en el aeroclub de la ciudad de Sarátov. Aprendió a pilotar un avión ligero, una afición que cada vez se hizo más intensa. Al parecer era un gran seguidor del rugby ruso, y por ello quiso que los reclutas de la Academia Gagarin practicasen el deporte del balón oval.


Su carrera en el programa espacial soviético

En 1955, tras finalizar sus estudios técnicos, entró en la Escuela Militar de Pilotos de Oremburgo. Durante su estancia en la escuela conoció a Valentina Goriácheva, con la que se casó en 1957, después de conseguir sus alas de piloto. Este mismo año el Gobierno soviético realiza grandes hitos en la exploración espacial, adelantándose a los Estados Unidos al poner en órbita el primer satélite artificial, el Sputnik 1, el 4 de octubre, y el 3 de noviembre poniendo en órbita el Sputnik 2 con Laika, el primer ser vivo en el espacio. Poco después, en 1959, Yuri se presenta como candidato al arriesgado programa espacial del Gobierno soviético.


Selección y entrenamiento

En 1960, el programa espacial soviético abrió un proceso de selección al que se presentaron unos 3500 voluntarios, todos pilotos de caza. Los veinte seleccionados recibieron una formación inicial y después se escogió a un grupo de seis hombres. Finalmente Gagarin resulta elegido como primer cosmonauta, y se le somete a una serie de experimentos y pruebas para determinar su resistencia física y psicológica durante el vuelo.

Gagarin compitió en esta selección con German Titov y Grigori Nelyubov. Gagarin sacó mejores notas y además contaba a su favor con mejores características físicas: medía 1,57 m (5 ft 2 in) metros de altura, una ventaja en la pequeña cabina de la nave Vostok. Titov en el primer vuelo al espacio se quedó como reserva por si fallaba Gagarin, a quien acompañó, también vestido con el traje de cosmonauta, hasta el cohete. Tres meses después, Titov se convirtió en el segundo piloto soviético en volar al espacio, después del estadounidense Alan Shepard.

Minutos antes de embarcar en su nave dejó grabado un mensaje:
"Queridos amigos, conocidos y desconocidos, mis queridos compatriotas y a toda la humanidad, en los próximos y breves minutos posiblemente una nave espacial me lleve al distante espacio exterior del universo.
¿Qué puedo decirles durante estos últimos minutos antes de empezar? Toda mi vida se aparece ante mí en este único y hermoso momento.
Todo lo que he hecho y he vivido ha sido para esto."


El vuelo espacial

El miércoles 12 de abril de 1961, Gagarin se convirtió en el primer ser humano que viajó al espacio en la nave Vostok 3KA-3, más conocida como Vostok 1. Su nombre clave durante el vuelo fue Kedr (en ruso кедр, cedro), es decir, pino siberiano, los operadores de tierra eran Zaryá (Заря, Aurora) y Vesná (Весна, primavera) Se sabe que el vuelo duró 108 minutos en total: 9 minutos para entrar en órbita y luego una órbita alrededor de la Tierra. Mientras, todo lo que tenía que hacer era hablar por radio, probar un poco de comida —fue el primero en comer a bordo de una nave espacial— con el objetivo de saber si un ser humano podía sentir y comportarse de manera normal estando sin gravedad.

Los científicos no conocían con certeza los efectos de la ingravidez, y la nave estuvo siempre bajo control terrestre. En caso de emergencia contaba con todos los instrumentos de vuelo necesarios para el aterrizaje manual. Gagarin estaba sujeto a un asiento eyectable, por medio del cual saldría del módulo de la nave luego del descenso, a una altitud de aproximadamente 7 kilómetros.

El vuelo del Vostok 1 comenzó a las 06:07 hora universal (UT), impulsado por un cohete de la serie Vostok-K desde el Cosmódromo de Baikonur. Los controladores de tierra no sabían si Gagarin había alcanzado una órbita estable hasta 25 minutos después del lanzamiento, justo cuando se dirigía hacia el lado no iluminado de la Tierra y dejando atrás la Unión Soviética a través del Océano Pacífico. Cruzó en la madrugada el estrecho de Magallanes y durante el amanecer el vasto Océano Atlántico Sur. Después se activó el sistema automático de la nave para alinear la cápsula y disparar los cohetes de retroceso para así empezar el descenso, mientras cruzaba la costa occidental de Angola, a unos 8000 kilómetros de distancia del punto de aterrizaje.

Durante este punto crítico de reentrada atmosférica, se presentó el problema más grave del vuelo. La nave debía de desprenderse de una parte si quería reentrar exitosamente adoptando una orientación apropiada o terminaría convertida en una gran bola de fuego. Durante 10 incómodos minutos, y sin poder actuar, la cápsula giraba violentamente. Había fallado el sistema de suelta automático y la vida de Gagarin peligraba. Por suerte, con el inmenso calor generado durante la reentrada se debilitó el sistema de anclaje y se liberó la cápsula con Gagarin en su interior. Mientras su descenso continuaba, cruzaba los oscuros bosques y montañas del centro de África, luego el Sáhara, el río Nilo, Oriente Medio, mientras continúa su descenso hacia el sudoeste de la actual Federación Rusa. Preparado para iniciar la expulsión y ya cerca del Mar Negro, se deshace de la cápsula a 7000 metros sobre la tierra.

Debido a un error del sistema de frenado, no aterrizó en la región prevista (a unos 110 kilómetros de Stalingrado, hoy Volgogrado), sino en la provincia de Sarátov. A las 10:20 de aquel día, Gagarin, tras salir despedido de la cápsula del Vostok, aterrizó en paracaídas cerca del pueblo de Smelovka, a unos 15 kilómetros de la ciudad de Engels. La campesina Anna Tajtárova de una granja colectiva cercana y su nieta Rita, de seis años de edad, fueron las primeras personas en encontrar a Gagarin. Llevaba un extraño traje naranja y un casco blanco con unas grandes iniciales en rojo, CCCP (las siglas en ruso de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas). «¿Vienes del espacio?», preguntó la anciana. «Ciertamente, sí», dijo el cosmonauta que, para calmar a la campesina, se apresuró a añadir: «Pero no se alarme, soy soviético». La primera medida inmediata del gobierno soviético es su ascenso del rango militar de teniente segundo a mayor.

Según los medios soviéticos, durante la órbita Gagarin comentó: «Aquí no veo a ningún Dios». Sin embargo, no hay grabación que demuestre que Gagarin pronunció esas palabras. En cambio, se sabe que Nikita Jrushchov dijo una vez: «Gagarin estuvo en el espacio, pero no vio a ningún Dios allí». Luego estas palabras empezaron a ser atribuidas al cosmonauta. Lo que sí dijo con certeza el cosmonauta desde la nave Vostok 1 fue: «Pobladores del mundo, salvaguardemos esta belleza, no la destruyamos». Además, Petrov dijo que Gagarin fue bautizado de pequeño en una iglesia ortodoxa, y en el año 2011 un artículo de la revista Foma cita al rector de la Iglesia ortodoxa en Ciudad de las Estrellas diciendo que «Gagarin bautizó a su hija mayor Elena poco antes de su vuelo al espacio» y que su familia solía celebrar Navidad y Pascua.


Muerte

Gagarin falleció a los 34 años, el 27 de marzo de 1968, cuando el caza de entrenamiento MiG-15UTI en el que viajaba durante un vuelo rutinario se estrelló cerca de Moscú, en Novosyolovo. No se publicaron entonces las reales causas del accidente, pero en 1986 una investigación sugirió que la turbulencia provocada por otro avión podría haber desestabilizado la nave de Gagarin. Las condiciones meteorológicas ese día en las afueras de Moscú tampoco eran favorables. También se hablaba de que podía haberse visto afectada la capacidad de Gagarin para pilotar por estar ebrio. Un menhir señala el punto exacto donde, a las 10:30, el caza en el que volaba el primer cosmonauta del mundo y su instructor, Vladimir Seryogin, cayó en picado, hundiéndose seis metros en la tierra.

El coronel soviético Ígor Kuznetsov, después de estudiar el caso durante siete años, con miles de documentos y pruebas, llegó a la conclusión de que el accidente del MiG-15 de Gagarin habría sido producto de un ataque de pánico al advertir que un conducto de ventilación de la cabina estaba abierto, lo que hizo que lanzase el avión en picada, causándole un desvanecimiento y después el choque contra el suelo.

No obstante, el 15 de junio de 2013 el excosmonauta Alekséi Leónov formuló declaraciones a la televisora estatal rusa RT señalando que, de acuerdo a un informe gubernamental desclasificado, la muerte de Gagarin sucedió por un error humano. Dicho error consistió en que un Sukhoi Su-15 destinado a un vuelo de pruebas en Novosyolovo el mismo 27 de marzo de 1968 generó una onda de choque supersónica al elevarse a sólo 500 metros del suelo (y no a 10 000 metros, como estaba previsto) y pasó demasiado cerca del aparato MiG-15 donde se hallaban Gagarin y Seryogin. La onda de choque supersónica del Su-15 volando a tan poca altitud causó que Gagarin y Seryogin perdieran el control de su MiG-15 y se estrellasen. Durante su declaración Leónov indicó que no mencionaría el nombre del piloto del Su-15 alegando apenas que «ahora tiene 80 años y mala salud» y que identificar a dicho individuo «nada arreglaría»


Síguenos en Facebook.

Dale a me gusta y no te pierdas las biografías y curiosidades diarias que se publican en esCuriosity. ¡Muchas gracias!

Ayúdanos a seguir curioseando.

Con vuestros donativos podremos seguir compartiendo biografías y curiosidades. ¡Muchas gracias!


Otras Biografías