«No me conocen y se atreven a juzgarme. Por eso estoy mejor solo».



Shrek es un ogro verde y solitario que tiene su hogar en un pantano. Un día el protagonista conoce a un burro que habla que huyó de su cruel dueña y no le teme pese a sus intentos por asustarlo e insiste en hacerle compañía. Shrek, tras no aguantar su insistencia, le permite quedarse en su pantano una noche. Sin embargo, esa misma madrugada descubre que su hogar ha sido invadido por muchos personajes de cuentos de hadas, quienes fueron enviados al lugar por el malvado Lord Farquaad.

Dado que el burro sabe donde encontrar a Lord Farquaad, el protagonista se lo lleva para que le muestre el lugar y así pedirle que desaloje su pantano. Lord Farquaad es un malvado que quiere convertirse obsesivamente en rey, pero la única forma de lograrlo es casarse con una princesa. Su espejo mágico le revela la existencia de la princesa Fiona, que vive resguardada en la torre de un castillo por una dragona aún esperando su rescate. Al darse cuenta de ella, Farquaad decide organizar un torneo cuyo campeón será el elegido para rescatar y traerle a la princesa Fiona. Cuando Shrek y Donkey (traducido como Burro en Hispanoamérica y como Asno en España) llegan al reino y entran al coliseo donde se organiza el torneo, Farquaad al verlo ordena a todos los participantes que maten al ogro, pero el protagonista y Donkey logran vencerlos a todos. Tras esto Farquaad nombra a Shrek como el campeón del torneo y cuando le anuncia su misión Shrek le dice a Farquaad lo que hizo con su pantano, y éste le propone devolverle su propiedad desalojada a cambio de traerle a la princesa Fiona. El protagonista acepta el trato y parte con Donkey a la búsqueda de la princesa.

Al llegar al castillo es el encargado de distraer a la dragona, quien se enamora de él. Shrek logra rescatar a la princesa y huyen dejando a la dragona atrapada y triste. Con el exitoso rescate, Fiona le pide al protagonista que se quite el casco para ver a su salvador y luego de hacerlo se sorprende al ver que fue un ogro quien la rescató. Tras darse cuenta de que fue enviado por Farquaad no quiere continuar con el camino pero Shrek se la lleva forzándola. Esa tarde cuando ve que está por oscurecer Fiona insiste en que necesita un lugar para acampar y Shrek y Donkey le consiguen una cueva donde Fiona inmediatamente se encierra y no sale de ahí hasta que amanece.

En el camino de regreso, Fiona se siente arrepentida por haber tratado mal a Shrek, así que decide hacer las pases con él y juntos entablan una gran amistad en su aventura. Cuando finalmente llegan al castillo de Farquaad, Fiona se da cuenta de la puesta de sol y decide encerrarse en una cabaña cercana para pasar la noche. Esa tarde Donkey le sugiere a Shrek que si en verdad ama a la princesa le declare su amor, pero Shrek lo duda mucho porque siempre ha sido juzgado por su apariencia. Donkey entra a la cabaña a ver a Fiona y descubre que ella también es una ogresa como Shrek. Fiona le confiesa que ha tenido un hechizo desde niña: de día es humana y de noche una ogresa. Es por eso que es urgente que se case con Lord Farquaad al día siguiente antes de que oscurezca porque sólo el beso de su verdadero amor romperá el hechizo y la hará tomar su verdadera forma.

Shrek, que está fuera de la cabaña, se decide a declararle a Fiona su amor, pero cuando se acerca a la puerta escucha su conversación y oye a Fiona comentando que nadie podría amar a una bestia tan repugnante y fea. Shrek, pensando que ella estaba hablando de él se desilusiona y se arrepiente de confesarle su amor y va al castillo a traerle a Lord Farquaad. En ese momento Donkey sale de la cabaña y le promete a Fiona que no le dirá a nadie lo que descubrió de ella.

Cuando amanece, Fiona ,convertida en humana, después de pensarlo mucho decide revelarle a Shrek su secreto pero cuando lo encuentra él se muestra muy enojado e indiferente. Ella le pregunta el porqué de su reacción y él le responde que había escuchado ‘todo’ y que efectivamente nadie podría amar a una bestia tan repugnante y fea. En ese momento llega Lord Farquaad y le pide matrimonio mientras Fiona se sorprende de la corta estatura de Lord Farquaad y de su arrogante actitud. Shrek recupera las escrituras de su pantano para volver a vivir solo y Fiona acepta casarse con Lord Farquaad antes del anochecer para que no se de cuenta de su hechizo. Shrek regresa a su pantano y Donkey lo sigue porque quiere que sigan siendo amigos a pesar de todo y le comenta que no debió haber permitido que le quitaran a Fiona. Luego Shrek le dice lo que creyó erróneamente cuando los escuchó la noche anterior pero Donkey le aclara que ella no estaba hablando de él.

Shrek se da cuenta del malentendido y decide ir por Fiona. En ese momento Donkey llama a la dragona del castillo de quien se enamoró y juntos se dirigen a la iglesia para impedir la boda. Cuando llegan Shrek entra a la iglesia e interrumpe a Fiona cuando está a punto de recibir el beso de Farquaad y le ruega que no se casé con él. Fiona al ver su arrepentimiento le revela su secreto de ogresa frente a todo el mundo ante la sorpresa de Shrek. Farquaad repugnado ordena que los arresten a ambos para ser torturados y asesinados. En ese momento Donkey aparece con la dragona en la iglesia y devora a Lord Farquaad acabando con todo lo que los amenazaba.

Shrek por fin le confiesa su amor a Fiona y ella le dice que también lo ama y ambos se dan el beso de amor verdadero que hace que Fiona quede transformada en una ogresa para siempre. Momentos después Shrek y Fiona se casan en medio de una gran boda con todos sus amigos de los personajes de cuentos de hadas y al irse en una carroza recién casados su historia termina con la frase: "...y vivieron feos para siempre. Fin".


Síguenos en Facebook.

Dale a me gusta y no te pierdas las biografías y curiosidades diarias que se publican en esCuriosity. ¡Muchas gracias!

Ayúdanos a seguir curioseando.

Con vuestros donativos podremos seguir compartiendo biografías y curiosidades. ¡Muchas gracias!


Otras Biografías