«Cuando el 15 de junio de 1958 fui al estadio Nya Ullevi de Gotemburgo, había 50.000 personas con ganas de ver al pequeño niño negro que llevaba el número 10. Muchos me vieron como una especie de mascota en comparación con el físico enorme de los rusos»


Los comienzos (1940-1955)

Nació en Três Corações, en el Estado de Minas Gerais el 23 de octubre de 1940. Sus padres fueron João Ramos do Nascimento «Dondinho» y Maria Celeste Arantes. Dondinho había sido jugador del Fluminense FC y Atlético Mineiro, pero vio truncada su carrera deportiva cuando en su primer partido con el Mineiro se golpeó la rodilla, tras un choque con el defensa Juvenal, y se rompió los ligamentos. Lo contrató el BAC, por lo que se mudaron a Baurú, allí siempre pasaron apremios económicos..

Creó un equipo con sus amigos de barrio al que llamaron Ameriquinha, que se llevó el torneo de la ciudad. Después de esto pasó a las divisiones inferiores del equipo del Baquinho, donde jugaba Dondinho y que era entrenado por Waldemar de Brito, internacional con Brasil en la Copa Mundial de 1934. Por esos años jugó por un tiempo fútbol-sala en el Radium. Waldemar de Brito lo ayudó a perfeccionar su juego y convenció a su madre, quien no veía al fútbol como una profesión, para que abandonara su empleo en una fábrica de zapatos y su casa para irse a jugar al Santos FC de São Paulo.


De Santos a Suecia (1955-1958)

A su llegada a Santos, participó por un tiempo en las categorías inferiores, si bien pudo practicar con los titulares. Pese a tener grandiosas actuaciones se le exigió que debía mejorar su complexión física debido a que era muy flaco. Poco a poco adquirió la forma para lograr debutar con el Santos. Sin embargo, después de caer en el torneo sub-16 de São Paulo (Pelé falló un penalti), decidió irse del club, pero falló en su escape y debió permanecer allí.

Finalmente y después de cambiar de opinión, debutó con el Santos ante el Corinthians de Santo André en partido amistoso, anotando un gol (este no fue tenido en cuenta en el conteo de goles debido a que no fue un partido oficial). Su debut oficial con el equipo santista fue ante el Cubatão el 7 de septiembre de 1956, sin haber cumplido los 16 años y anotando un gol. Pronto Pelé logró sus primeras conquistas logrando durante este período el Torneo Paulista (edición 1956, siendo goleador de su equipo) y el Torneo Río-São Paulo (edición 1957).

Pelé era muy conocido en el ambiente paulista, pero aún no lo era a nivel nacional. Esto cambió después de un torneo realizado en el Estadio Maracaná, cuando se organizó un torneo entre varios equipos brasileños y algunos europeos. En el partido del debut ante el Os Belenenses de Portugal, convirtió 3 goles. Jugó también ante el Dinamo de Yugoslavia, el Flamengo y el São Paulo, anotando un gol en cada partido. Con tal actuación logró que Vicente Feola, el entrenador de Brasil, se fijara en él y lo convocara a la selección, con menos de un año de haber debutado como profesional. Su debut fue el 7 de julio de 1957 contra Argentina en el Maracaná por la Copa Julio Roca, y aunque anotó, Brasil perdió 2-1. Tres días después por el mismo torneo ante Argentina en el Estadio Pacaembú, Brasil ganó 2-0 anotando Pelé uno de los goles. Así, Pelé no sólo lograba reconocimiento nacional, sino que debutaba con la selección brasileña, anotando además sus dos primeros goles con la verdeamarela.

Sin embargo, ese año no sería todo victorias para Pelé. En noviembre de 1957 el Santos caía 6-2 con el São Paulo con una actuación magistral de la estrella del São Paulo: Zizinho, lo cual hizo que fueran estos los que se llevaran el Torneo Paulista de ese año. Para 1958 fue convocado a la selección de Brasil para enfrentar la Copa del Mundo que se celebraría en Suecia. Para Pelé esto no fue sencillo. Primero porque lo habían convocado a él en detrimento de Luizinho, la gran estrella del Corinthians por esos años. Debido a esto los fanáticos del Corinthians organizaron un partido contra los convocados para demostrarle a Feola el error de no llevar a Luizinho al mundial. No estaba en buena condición física y la selección ganó este partido por 3-1. Este partido llevó a un segundo problema para Pelé: Ari Clemente, defensa del Corinthians se barrió y lo golpeó en la rodilla derecha, lesionándolo. Decidieron llevarlo así a Suecia (aunque estuvieron a punto de sacarlo de la convocatoria). Debió someterse a una terapia que consistía en aplicar toallas hirvientes sobre la rodilla maltrecha.

Sin embargo no estuvo listo para el primer partido de Brasil en Udevalla ante Austria. Ganaron los brasileños por un contundente 3-0 con goles de Mazzola (2) y Vavá. El segundo partido fue en Gotemburgo ante Inglaterra. Pelé no jugó y el partido terminó 0-0 gracias a la sensacional actuación del portero inglés, Colin McDonald. Sería hasta el último partido en Gotemburgo ante la URSS de Lev Yashin y Simonian, en el cual debutaría Pelé. Ganó Brasil 2-0 con dupleta de Vavá y Pelé jugando magistralmente junto con Garrincha y Didí. Brasil pasaba a los cuartos de final y enfrentaría a la Gales de John Charles, que no estaría por lesión. Pelé recibió un pase de Didí a espaldas de la portería, bajándolo con el pecho a su pie derecho, para luego eludiendo al defensa anotar en la portería de Jack Kelsey. Fue el gol de la victoria y el pase a semifinales ante la Francia de Just Fontaine, Raymond Kopa y Roger Piantoni. El partido terminó 5-2 a favor de la Canarinha con una tripleta de Pelé.

La final fue ante la Suecia de Nils Liedholm, Gustavsson, Agne Simonsson, Kalle Svensson y Gunnar Gren. Después del gol inicial de Liedholm, Vavá anotó un gol a pase de Garrincha. Pelé estrelló un balón en el palo y de nuevo anotó Vavá a pase de Garrincha para terminar la primera parte 2-1. En el complemento Pelé hace su famoso globo a Gustavsson y golpea la pelota sin dejarla caer para convertir el 3-1. Zagallo anota el 4-1 y Simonsson descuenta para Suecia. Al final, luego de superar a dos defensas en el aire, Pelé cabecea el balón y este describe una parábola lenta que finalmente entra a la red. Victoria Canarinha por 5-2 y el primer título de Brasil, siendo hasta ahora la única selección americana campeona en una Copa del Mundo en Europa. Un icono para la historia: Pelé con 17 años llorando en el hombro del portero Gilmar ganando el primero de sus tres títulos mundialistas.


Alegrías y tristezas (1958-1962)

La victoria en el mundial fue su trampolín hacia la fama. Por esto y porque su rival en el Santos Emmanuele del Vecchio partía al AC Milan, Pelé se consolidaba en la titular del Santos. 1958 fue una temporada sensacional para El Rey en estadísticas. En 38 partidos jugados anotó 58 goles, lo que ayudó a que el Santos ganara el Torneo Paulista (edición 1958). En 1959 perdieron este torneo a manos del Palmeiras, aunque ganaron el Torneo Río-São Paulo (edición 1959), para posteriormente ganar tres veces seguidas el Torneo Paulista (ediciones 1960, 1961 y 1962 siendo además máximo goleador en estos campeonatos). El Santos de Pelé comenzaba a cimentar su fama. Contaba junto con Pelé con jugadores como Pepe, Pagao, Coutinho, Dorsal, Zito, Mauro y Gilmar, entre otros.

Al cumplir los 18 años, Pelé tuvo que prestar su servicio militar como recluta en el 6 GAC (Sexto Grupo de Artillería Motorizada de Santos). Durante esta época Pelé jugó para el equipo de su cuartel y también para el del ejército de Brasil. Para su cuartel ganó dos torneos: el de los cuarteles de Santos, y el de los cuarteles de Sao Paulo. Para el ejército, participó en el Campeonato Militar Sudamericano de 1959 en la final ante el ejército argentino. En este partido recibió la primera expulsión de su carrera al agredir a un contrincante.

Debido a esto, 1959 fue un año agitado futbolísticamente para Pelé. Disputó 103 partidos para 5 equipos diferentes: Santos, Brasil el equipo del cuartel, el equipo del ejército y un equipo de figuras de Sao Paulo. Jugó 9 veces 2 encuentros en menos de 24 horas y en una oportunidad jugó 3 partidos en menos de 48 horas. Esto traería problemas para Pelé más adelante. Con el Santos se fue de gira en 1959 disputando 22 partidos en casi 14 países en menos de 6 semanas con un saldo de 13 victorias, 5 empates y 4 derrotas.

Para 1961, sufrió una lesión seria en una gira realizada en México en un partido disputado ante el Necaxa. Sufrió un golpe de un defensa argentino: Pedro Dellacha, en el rostro y en el hombro. Sintió problemas en la vista y cuando intentó levantarse volvió a caer desmayado. Después de ocho radiografías se determinó que no tenía nada roto ni dañado, pero debió guardar reposo, debido al exceso de partidos disputados. Tuvo todavía problemas por lo cual canceló momentáneamente su presencia en una gira por Suiza. Sin embargo llegó a Basilea y en un partido sensacional que ganó el Santos por 8-2, Pelé firmó 5 tantos y Coutinho 3. Fue llevado en andas por el público que veía que su lesión ya estaba superada. En septiembre de 1961, en tres semanas anotó 23 goles en 6 partidos con un promedio de 3.8 por partido en este período.

En 1962 Pelé jugó en Chile, con 21 años, su segunda Copa del Mundo. Brasil, que era el vigente campeón, llegaba como favorito; contaba con dos nuevos jugadores, Mauro y Zózimo, y con Aymore Moreira como nuevo director técnico. Por el exceso de partidos jugados, a Pelé se le diagnosticó un esguince inguinal, lo cual hizo que sintiera punzadas en el músculo abductor.

Brasil estaba situada en el Grupo 3, en Viña del Mar, con España, Checoslovaquia y México. El primer partido fue contra México, que jugó, sobre todo durante la primera parte (que terminó 0-0), con bravura y con una gran actuación de Antonio "La Tota" Carbajal. Para la segunda parte y variando su clásico 4-2-4 por un novedoso para la época 4-3-3, Brasil ganó 2-0 con goles de Zagallo y Pelé en gran jugada individual. En el segundo partido ante Checoslovaquia, su ingle no daba más y hacia que Pelé cayera fulminado del dolor. Como no había sustituciones para la época, debió permanecer en el partido cojo y desprotegido y, pese a que los checos jugaron limpio a Pelé para evitarle un agravamiento de su lesión, el Rey no jugó ni un partido más en ese mundial. El siguiente partido de Brasil fue ante España con victoria de la selección canarinha por 2-1. En los cuartos de final enfrentaron a Inglaterra. Con un Garrincha en su mejor momento, ganó Brasil por 3-1. Antes del partido contra Chile se dijo que Pelé probablemente en caso de que Brasil venciera a Chile en semifinales, podría disputar la final. Brasil ganó, pero cuando Pelé ingresó al entrenamiento con sus compañeros, de nuevo comenzó a sufrir dolores en la ingle y no pudo disputar la final ante Checoslovaquia. El partido terminó 3-1 con victoria brasileña, si bien Pelé no disputó mucho de este mundial, entre Garrincha y Amarildo hicieron que no se extrañara demasiado al Rey.

Recuperado de su lesión, disputó la Copa Libertadores con el Santos. Pese a perderse las fases anteriores, alcanzó a estar recuperado para disputar el último partido de la final ante el Peñarol de Montevideo, en donde militaba Alberto Spencer. Como en ambos partidos empataron a cero, se jugó el partido de desempate en campo neutral, en este caso Buenos Aires. Ganó el Santos por 3-0 y Pelé anotó dos goles, convirtiendo al Santos en el primer equipo brasileño en ganar la Copa Libertadores. Esto les daba el derecho de enfrentarse por la Copa Intercontinental ante los portugueses del Benfica de Eusebio, Mário Coluna, José Aguas y Simoes entre otros. El primer partido se disputó en el Estadio Maracaná, ya que el Santos quería contar con una cancha más grande para albergar más público y poder hacer que el juego fluyera más. Pelé anotó dos goles y Coutinho otro para una victoria reñida por 3-2. En la vuelta en Lisboa, Pele se consagró como el mejor futbolista del momento dando un recital de fútbol junto con su equipo logrando vencer al Benfica por 5-2 con 4 goles del Rey. Así, pese al fracaso de Chile, Pelé volvía a ser el de siempre: la estrella rutilante del Santos de Brasil.


Un hombre en el punto de mira (1963-1966)

Aunque Pelé volvía a ser el mismo jugador de siempre, había cosas que estaban cambiando respecto a sus rivales. Primero ya no lo miraban como una novedad interesante, sino como un rival poderoso al que había que vencer. Y segundo, en el mundial de Chile se popularizó un método que alcanzaría su apogeo en el mundial de Inglaterra en 1966: el fútbol fuerza. Este método consistía en marcar a un jugador con tácticas agresivas, y si cometían faltas eso no importaba. Pelé no sufrió este problema en Chile, pero desde 1963 comenzaría a entender que una nueva concepción futbolística quería predominar sobre las demás. La primera vez que se enfrentó a esto fue en la segunda final consecutiva de Copa Libertadores del Santos en 1963 ante Boca Juniors. El partido se disputó en el Estadio la Bombonera. Fue tan duro el marcaje de los argentinos, que un jugador le rasgó los pantalones a Pelé, por lo cual debió cambiárselos. No mucho después Boca se puso adelante. Unos minutos después Pelé habilitó a Coutinho que empató. Y luego Pelé anotó el gol de la victoria a pase de Coutinho. Así, Santos se consagraba por segunda vez como campeón de América.

Para la Copa Intercontinental, se enfrentarían al AC Milan de Gianni Rivera, Giovanni Trapattoni y su compatriota Amarildo. El primer partido fue en San Siro, ganando el Milan por 4-2 con Pelé anotando los dos goles de su equipo y lesionándose por el marcaje de Trapattoni. En la vuelta en el Maracaná, ni Pelé ni Zito jugaron, pero el Santos ganó por 4-2, y en el desempate, ganó el Santos por 1-0. Así el Santos también era por segunda vez campeón del mundo de clubes. Para 1964 llegaba Julio Mazzei para dirigir al Santos, después de una gran gestión en el Palmeiras. La llegada de Mazzei además de dar la Copa Río-São Paulo (edición 1966), haría que diera comienzo la segunda era dorada del Santos, con nuevos jugadores como Clodoaldo, Manoel Maria y Ramos Delgado entre otros.

Sin embargo, antes de que este período comenzara en toda la regla, debería enfrentar primero la Copa del Mundo de Inglaterra en 1966. Esta vez la logística para la preparación de Brasil fue desastrosa. Primero porque se convocaron aproximadamente unos 40 jugadores y más de la mitad del contingente no participaría en el Mundial. Segundo, las dos estrellas de Brasil Garrincha y Amarildo no estaban al nivel de hace 4 años. De hecho, Amarildo se lesionó en un amistoso preparatorio. Tercero se dividió el contingente en 4 equipos, lo cual hizo que no hubiera unidad en el grupo. Cuarto, no se tenía un lugar fijo de entrenamiento, así que se viajó por todo Brasil, lo que hizo que la condición física de muchos no estuviera a la altura. Y quinto, el desacuerdo y soberbia de los delegados de la confederación brasileña que pensaban que solo mostrarían la copa a los otros países para volverla a ganar.

Así se viajaba a Inglaterra, con un equipo mal preparado, un desacuerdo total de los dirigentes y con la misma cantidad de jugadores que deberían ser la delegación brasileña. Así se llegaba a Goodison Park en Liverpool el 12 de julio de 1966 para enfrentar a Bulgaria. Ganó Brasil 2-0 con goles de Garrincha y Pelé de tiro libre, pero el defensa Zhechev de Bulgaria castigó fuertemente a Pelé cometiendo toda clase de faltas que no fueron pitadas por el árbitro. Como medida de prudencia, los dirigentes decidieron que no jugara el segundo partido ante una nueva Hungría, la cual tenía a un grandioso Flórián Albert. Brasil perdió 3-1. El siguiente partido ante los portugueses de Eusebio, sería fatal para Pelé por dos razones. Primero porque perdieron 3-1 y quedaron fuera del mundial en primera ronda. Y segundo porque Morais, un defensa de Portugal lo dejó fuera del partido con una violenta doble falta que el árbitro no pitó. Así, Brasil regresaba a casa con las manos vacías.


Gloria

Después de los episodios de Inglaterra, Pelé renunció a la selección brasileña. Pese a esto, con el Santos se inició una nueva época en todo el sentido. Con Mazzei de entrenador y con miembros de la selección como Carlos Alberto y Clodoaldo, el Santos volvería a conquistar el planeta como lo había hecho unos años atrás. En 1966 ganaron en un triangular que incluía al Santos, el Inter y el Benfica, torneo realizado en Estados Unidos. En mayo de 1967 se fueron de gira por el África Subsahariana para partir más tarde a Italia y Alemania. En 1969 regresó a África por una nueva gira en la cual estuvo esta vez en Congo y Nigeria. Sin embargo, ese año sería recordado por un acontecimiento mundial: El gol 1000 de Pelé. Para octubre de 1969 llevaba 989 goles anotados. En un partido ante la Portuguesa anotó 4 goles con lo que ya llevaba 993. Hizo 2 goles más ante el Coritiba y otro ante el Flamengo y marcó 2 goles más ante Santa Cruz en Recife. Luego en Joao Pessoa anotó un gol más, ya llevaba 999 goles y luego de no anotar en Bahía, el circo mediático se trasladó a Río de Janeiro, al Maracaná, ante el Vasco da Gama. Luego de una falta de la defensa del Vasco, Pelé fue elegido para cobrar el penal. Haciendo su típica paradinha, vence al portero y anota su gol 1000. Este gol fue premiado con la conquista de tres nuevos Torneos Paulistas (ediciones 1967, 1968 y 1969) y una Copa de Plata (edición 1968). En esa época, internacionalmente Pelé era archiconocido por ser un gran astro de Fútbol y pudo encontrarse con las celebridades deportivas, políticas, acádemicas, artísticas. Pelé no olvida aquel encuentro que tuvo con Robert F. Kennedy, quien asistió a un partido de Fútbol jugado por ese célebre futbolista brasileño hasta que el mismo Pelé lamentó mucho el asesinato de ese carismático senador norteamericano unos años después.

En 1968 consideró regresar a la selección brasileña, pero fue efectivo hasta 1969, cuando el interés se centraba en el mundial de México 70. Aymore Moreira fue destituido y en su lugar llegó João Saldanha, ex-entrenador del gran Botafogo de Garrincha, Amarildo, Gérson y Manga. Saldanha hizo su equipo con base en jugadores del Santos y del Botafogo. Debido a problemas con João Havelange, fue despedido del cargo. De este modo Mário Zagallo fue nombrado como su reemplazo. Zagallo convocó a algunos jugadores más como Tostão y Rivelino, con lo cual Brasil se vio mejor complementado. Zagallo además se asistió de hombres como Claudio Coutinho y Carlos Alberto Parreira. Después de clasificar en su grupo con todos los partidos ganados y como favoritos a la reconquista mundial, en el Grupo 3 Brasil enfrentaría a Checoslovaquia, los defensores del título, Inglaterra y Rumania. El 3 de junio en 1970 se enfrentaban en Guadalajara los brasileños ante Checoslovaquia. Petras pone adelante a Checoslovaquia, pero Rivelino de tiro libre empató, y unos minutos más tarde, Pelé hizo su famoso tiro de mitad de cancha que estuvo cerca de vencer al portero Ivo Viktor. Así termina el primer tiempo. En la segunda parte Brasil se pone adelante con un gol de volea de Pele y dos goles de Jairzinho liquidaron el partido que terminó 4-1. El 7 de junio jugaron ante Inglaterra en Guadalajara. Después de que Gordon Banks le parara de manera fantástica un cabezazo a Pelé y a continuación un tiro libre a Rivelino, Inglaterra replicó con Geoff Hurst, sin embargo Felix despejó la pelota. En la segunda parte una jugada por la banda de Tostao permite que Jairzinho a pase de Pelé anote el 1-0. En los últimos minutos de nuevo Hurst intenta vencer a Felix, pero el balón se va por encima de la portería. Brasil ganó 1-0. En el último partido ante Rumania en Guadalajara, Pelé anotó dos goles, uno de tiro libre espectacular y Jairzinho anotó el tercero. Rumania a base de coraje logra descontar y al final el partido termina 3-2 a favor de Brasil.

Para los cuartos de final Brasil enfrentó a Perú. Entrenados por Didí, los peruanos fueron la gran revelación del campeonato con Teófilo Cubillas, Hugo Sotil y Héctor Chumpitaz entre otros talentosos jugadores. Con un partido de casi 50 opciones por equipo, el partido termina 4-2 a favor de los brasileños. Para las semifinales Pelé y su equipo enfrentaron a su némesis natural: Uruguay. Después de que Cubilla adelantara a los uruguayos con un tiro en semifallo, al final de la primera parte Clodoaldo empata. En la segunda parte Jairzinho y Rivelino liquidan el partido. En los últimos minutos Pelé amaga a Mazurkiewicks y logra enviar la pelota al poste contrario, pero la pelota no dio el efecto deseado y se fue a centímetros del poste. Así concluyó el partido.

La final en el Estadio Azteca les depararía a los italianos. Después de un centro de Rivelino, Pelé de cabeza anotó a los 15 minutos. A los 37 minutos, Roberto Boninsegna aprovechó un error de Clodoaldo y batió a Felix sin problema. Así termina la primera parte con empate a un tanto. En la segunda parte Brasil sale a todo o nada y Gérson aprovecha el máximo espacio disponible y bate al portero Enrico Albertossi con un gol de fuera del área. Unos minutos después Gerson con mucho espacio envía el balón al área, Pelé cabeceó y Jairzinho en el área anotó y se convirtió en el único jugador que ha anotado en todos los partidos de una Copa del Mundo. A 4 minutos del final Clodoaldo hace una gran jugada en el medio, pasa a Rivelino y este a Jairzinho, este pasa a Pelé que presiente venir de atrás a Carlos Alberto. Sin verlo Pelé envió la pelota y con un metrallazo Carlos Alberto vence a Albertossi. Era el final.

El estadio se viene encima. Los cazadores de recuerdos en instantes le quitan la camiseta y por poco los pantalones. En la entrega de la Copa Jules Rimet, Carlos Alberto la levantó y Brasil es por tercera vez campeón mundial. Así, Pelé se convirtió en el primer jugador en ganar 3 copas mundiales como jugador. Con este acontecimiento, el mundo del fútbol lo corona como "El Rey".


Primer retiro 1972-1974

Después de ese mágico junio de 1970, Pelé regresó al Santos. Fatigado ya por jugar tantos partidos alrededor del mundo, comenzó a preparar el camino para despedirse del fútbol profesional, comenzando con la selección. El 18 de julio de 1971 jugó su último partido con la camiseta verde oro ante Yugoslavia. El partido terminó empatado 2-2, pero fue conmovedor ver al público despedirse de su mejor jugador de manera tan afectuosa y agradeciéndole por los 14 años de alegrías para Brasil.

A finales de 1972 expiraría el contrato de Pelé con el Santos, así que sabiendo el club que era posible que no volverían a sus años dorados en mucho tiempo, en 18 meses se embarcaron en una gira mundial que abarco Sudamérica, el Caribe, Norteamérica, Europa, Asia y finalmente Australia. Sin embargo el Santos se encontraba en plena decadencia. Después de la partida de Mazzei, pasaron varios exjugadores. Antoninho, Mauro, Jair, etc. Para 1973 Pelé y su Santos salieron nuevamente de gira. Viajaron por el Golfo Pérsico, África, Alemania, Bélgica, Francia e Inglaterra. Luego cruzaron el Atlántico a Estados Unidos para jugar ante el Baltimore Bays. En este partido Pelé anotó el único gol olímpico de toda su carrera. También participó en el partido de despedida de Garrincha y se unió a los talleres de fútbol, una iniciativa realizada por Pepsi-Cola Company para crear escuelas de fútbol por todo el mundo. Durante este período participó con Julio Mazzei en un video llamado "Pele: The Master and His Method", el cual ganó 11 premios internacionales.

Para 1974, João Havelange intentó convencer a Pelé de volver a la selección con miras al mundial de Alemania, ya que Mário Zagallo tenía dificultades para armar a la selección. Tostao se retiró por una lesión en la retina, Carlos Alberto y Gerson ya se habían retirado, y Jairzinho y Rivelino no estaban en muy buena condición. Pelé rechazó la posibilidad ya que eso significaría volver al ámbito profesional, y el estaba rozando el retiro. Sin su participación Brasil llegó a semifinales, siendo eliminada por la Holanda de Johan Cruyff. Finalmente en octubre de 1974, Pelé se despidió del Santos y del fútbol profesional en Vila Belmiro.


Cosmos y segundo retiro (1975-1977)

Pelé ya se había retirado del fútbol dispuesto a empezar una nueva vida. Sin embargo, tuvo graves problemas debido a una mala inversión económica y estaba en riesgo de quedar en bancarrota. El único método seguro para recuperarse era evidente: volver a ponerse los botines.

Las ofertas estaban en la mesa. Juventus y Real Madrid ofrecían 15 millones de dólares. AC Milán y América de México también hicieron sus ofertas. Pero eso seria volver a su vida anterior y no estaba determinado a eso, así que decidió considerar una oferta que llevaba ya 3 años, la oferta del Cosmos de Nueva York. Su presidente Clive Toye se comunicó con el Rey para reiterar su propuesta. Esta vez Pelé podría desplegar el fútbol que tenía en ese momento en sus botas (tenía 35 años en ese momento) sin presiones, ya que en Estados Unidos el fútbol no era un deporte tan conocido. Después de seis meses de negociaciones, en las cuales Pelé aceptó jugar a condición de que Julio Mazzei fuera nombrado preparador físico del Santos, Pelé firmó para el Cosmos en junio de 1975, y el 11 de ese mes se presentaría en el 21 Club, un sitio glamuroso frecuentado por las estrellas. Su técnico, Gordon Bradley, ya conocía a Pelé, ya que jugaron un partido unos años antes como rivales y el duelo se lo llevó Bradley, que marcó a Pelé. Su debut en la NASL fue el 18 de junio ante el Toronto Metros en la isla Randall, Ganó el Cosmos por 2-0 y además superando la asistencia promedio de 8000 aficionados a 22 500, lo cual excedía la capacidad del estadio. La temporada 1975 fue decepcionante, ya que ganaron 6 partidos y perdieron 7; además de que Pelé se lesionó ante San José Earthquakes. Era evidente que el Cosmos debía reforzarse mejor, así que contrataron al peruano Ramón Mifflin y a Nelsi Morais provenientes ambos del Santos. Estuvieron de gira por Suecia, Noruega, Italia y el Caribe.

Para 1976 se unió al equipo el delantero de la Lazio Giorgio Chinaglia. Gordon Bradley fue ascendido a un cargo administrativo y fue contratado Ken Furphy como nuevo director técnico. Furphy trajo a cinco jugadores que militaban en la Liga Inglesa de los cuales 3 eran del Sheffield United. Sin embargo, Furphy era de una visión de juego muy defensiva y pese al poder ofensivo del equipo, de 8 partidos ganaron 4 y perdieron el resto. Bradley regresó a la dirección técnica y dejó al Cosmos en segundo lugar de la División Norte de la NASL. En las finales se enfrentaron a los Washington Diplomats ganando 2-0 anotando un gol Pelé. Perdieron en las finales ante el Tampa Bay Rowdies por 3-1 anotando Pelé el gol de su equipo. A finales de esta temporada recibió una bota con incrustaciones de oro en conmemoración de su gol 1250.

1977 sería la última temporada de Pelé en el Cosmos. Eddie Firmani, técnico de los Tampa Bay Rowdies asumía como entrenador del Cosmos, llegando con el Franz Beckenbauer y Carlos Alberto. Fue su mejor temporada, al ganar los últimos 8 encuentros como locales y quedar segundos detrás de Fort Lauderdale Strikers. En las finales aplastaron al Strikers 8-3 y en la gran final vencieron a los Seattle Sounders 2-1. La despedida del Cosmos los llevó por Japón, Venezuela, Trinidad y Tobago, China e India. Así terminaba su carrera con el Cosmos disputando 111 partidos y anotando 65 goles.

El 1 de octubre de 1977 a los 36 años, Pelé se despidió definitivamente del fútbol ante 75 000 espectadores en un encuentro entre el Santos y el Cosmos, jugando un tiempo para cada equipo. Anotó para el Cosmos en la primera parte, pero no para el Santos y el partido acabó con victoria del Cosmos por 2-1.

Así llegó el final de la carrera de uno de los mejores no sólo futbolistas, sino deportistas de la historia. Pelé así, llegó a la inaudita cifra de 1367 partidos jugados y 1283 goles.


Selección nacional

Debutó con la Selección de Brasil en el Estadio Maracaná con tan solo 16 años ante Argentina. Allí anotó su primer gol con el combinado brasileño. Ese fue el comienzo de una carrera impresionante con la selección de su país. Entre 1957 y 1971 anotó 77 goles, siendo así el máximo anotador con la selección de Brasil.

Conquistó 3 títulos mundiales con su selección al lado de muchos de los más grandes de la historia del fútbol brasileño (Mário Zagallo, Garrincha, Didí, Vavá, Nilton Santos, Djalma Santos, Rivelino, Tostão, entre otros), en los Mundiales de 1958, 1962 y 1970, siendo el más joven campeón del mundo de la historia, el más joven bicampeón del mundo de la historia y el único que ha ganado tres títulos mundiales como jugador.

El domingo 18 de julio de 1971, Pelé se despidió oficialmente, como jugador activo, de la selección nacional de Brasil, luego de 15 años de servicios al prestigio del fútbol de ese país.


Síguenos en Facebook.

Dale a me gusta y no te pierdas las biografías y curiosidades diarias que se publican en esCuriosity. ¡Muchas gracias!

Ayúdanos a seguir curioseando.

Con vuestros donativos podremos seguir compartiendo biografías y curiosidades. ¡Muchas gracias!


Otras Biografías