"No tengo ni idea cómo me va a afectar la retirada ni lo que voy a hacer. Pero no tengo miedo. Por el contrario, hay muchas cosas que quiero vivir"


Inicios

Schumacher se subió por primera vez a un kart a los cuatro años de edad. Su padre, Rolf, mecánico de la pista de karts de Kerpen, colocó un motor monocilíndrico de un ciclomotor a un kart a pedales. Fue progresando en el kárting, especialidad en la que fue subcampeón del mundo júnior con 16 años, y posteriormente campeón alemán y europeo con 18 años.

En 1987, Schumacher se pasó a las fórmulas de promoción, donde fué campeón de la Fórmula König y sexto en la Fórmula Ford Alemana. También participó en la Fórmula 3 Alemana donde obtuvo dos victorias y siete podios, logrando un tercero en la temporada de 1989. En 1990 se coronó campeón de la Fórmula 3 Alemana, y triunfó en el Gran Premio de Macao de Fórmula 3. En dicha categoría conoció e hizo amistad con Heinz-Harald Frentzen (luego piloto de Fórmula 1).

En 1990 disputó algunas fechas del Campeonato Mundial de Resistencia con Sauber Mercedes, obteniendo una victoria en México y dos segundos puestos en Nürburgring y Dijon junto a Jochen Mass. El piloto disputó el certamen completo en 1991, acompañado por el piloto austriaco Karl Wendlinger. Consiguió una victoria en Autopolis, un segundo puesto en Silverstone y un quinto lugar en las 24 Horas de Le Mans, por lo cual alcanzó la novena posición en el campeonato de pilotos. También corrió dos fechas del Deutsche Tourenwagen Masters con un Mercedes-Benz 190 de Zakspeed, y logró el segundo puesto en la fecha de Sugo de la Fórmula 3000 Japonesa.


Debut en Jordan 1991

Michael Schumacher debutó en la Fórmula 1 con Jordan. Eddie Jordan, siguiendo el consejo de Wili Weber, le llamó para sustituir al belga Bertrand Gachot, que no pudo participar en el Gran Premio de Bélgica. El entonces novato se plantó en un circuito en el que no había corrido nunca y mostró un buen rendimiento en Bélgica. Schumacher obtuvo el 7° puesto en la clasificación; tras eso, hace una gran salida y sólo le hace falta una curva para adelantar dos posiciones más; pero en la subida de Eau Rouge, problemas en el cambio-embrague le hacen tener que retirarse.

El resultado en Bélgica hizo Flavio Briatore le llamase para ocupar ya en la siguiente carrera un asiento en Benetton-Ford. Sin embargo, la decisión tuvieron que dictaminarla los tribunales británicos, que fallaron a favor de Benetton porque Schumacher había firmado un acuerdo con ellos, mientras que con Jordan el piloto sólo tenía un principio de acuerdo.


Época Benetton (1991-1995)

En 1992 obtuvo su primera y única victoria de la temporada, el Gran Premio de Bélgica, en Spa-Francorchamps además consiguió ocho podios entre ellos tres segundos puestos y cuatro terceros puestos. Aquel año finalizó en tercer lugar, quedando delante de Ayrton Senna en la disputa por el Campeonato Mundial de Pilotos de Fórmula 1, tras Riccardo Patrese, segundo, y Nigel Mansell, primero.

En la Temporada 1993 de Fórmula 1 se adjudicó un cuarto puesto sólo superado por los dos Williams en primer lugar, Alain Prost, y en tercer lugar, Damon Hill, y por Ayrton Senna. Michael también sumó 9 podios a su casillero en una de ella se alzó con la victoria fue en el Gran Premio de Portugal de 1993, todas las carreras que ha llegó a la meta finalizaron en podio para el piloto alemán.

En el GP de San Marino de 1994, en Imola, tuvo que contemplar un fin de semana completamente negro: el jueves se incendiaria un camión de la escudería Pacific Racing, matando a dos empleados, el viernes Rubens Barrichello, piloto de Jordan Grand Prix, sufriría un terrible accidente en "Variante Bassa"; el sábado, el austríaco Roland Ratzenberger, piloto de Simtek, muere en la curva Villeneuve tras perder el control a más de 300 km/h, al desprendérsele el alerón delantero; y, finalmente, el domingo, en la curva de Tamburello, en un accidente sufrido en extrañas circunstancias, también fallecía el brasileño Ayrton Senna, piloto de Williams-Renault y triple campeón del Mundo. Estos accidentes rompieron una racha de 12 años sin el fallecimiento de ningún piloto, desde la muerte de Riccardo Paletti en el GP de Canadá de 1982. Sin embargo, lo que llamaría la atención ese día, fue la reacción del piloto alemán luego de su victoria, ya que tras cruzar la línea de llegada y subir al podio, en todo momento se mostraba alegre, saludando efusivamente a los espectadores, algo que sorprendió sobremanera, teniendo en cuenta los terribles accidentes de Ratzenberger y Senna ese fin de semana. Al respecto, Schumacher opinó:

"De este tipo de accidentes he visto muchos. Accidentes, que se veían mucho peores que el suyo, pero sin esperarse lo peor. Lo ves y te dices que "puede llegar a tener un brazo o una pierna rota" y resulta que se vuelve a la linea de largada y no sabemos realmente que sucedió. Ninguno proporciona información. Creen que debe mantenerse la competición y volver a empezar todo, porque así debería ser y al final tú no sabes nada, hasta después de que termine la carrera en el podio. Pasquale nos había dicho que (Ayrton) estaba en coma. Pero en cuanto a lo que sé de "coma", existen diferentes tipos y a veces te etiquetas uno más reservado o a veces es peor de lo que piensas y no quieres creer que algo malo sucedió (se emociona) ¡No quieres creerlo! Aproximadamente, 2 horas después de la carrera el señor (Tom) Walkinshaw me dijo que la cosa iba muy mal. Le dije: "No. Está en coma. No necesariamente es algo malo, teniendo en cuenta que su golpe fue muy malo". Más tarde Jackson me dijo que estaba muerto y un minuto después otra persona dijo que todavía estaba en coma. Nos daban información tan poco fiable, que nos hacía pensar bastante en que debió haber ocurrido, a la vez que yo tampoco quería admitir que estaba muerto. Me decía: "¡El va a ser el campeón del mundo! Tal vez se pierda una o dos carreras, pero volverá" (silencio doloroso) Dos semanas más tarde, cuando sentí mucho su muerte, me sentía el peor... Era inconcebible"
Michael Schumacher, explicando lo sucedido, durante y después de Imola 1994.

En aquel año 1994, Schumacher ganaría su primer y más importante Campeonato Mundial de Pilotos de Fórmula 1 por un solo punto de ventaja sobre su perseguidor en la disputa del mismo, el británico Damon Hill, después de golpear el coche de su rival, debiendo abandonar la carrera ambos pilotos en el Gran Premio de Australia.8 En 1995, revalidó el título mundial,9 por última vez al volante de un Benetton-Renault, ya que el año siguiente fue contratado por el equipo Ferrari.


Época Ferrari (1996-2006)

chumacher, en su primer año en Ferrari, no pudo superar a los Williams de Damon Hill y Jacques Villeneuve, campeón y subcampeón de 1996 contando con un coche con morro bajo que fue desarrollado con poca eficacia durante los siguientes años. En 1997, disputó un duelo muy emocionante con Villeneuve con el que llegó al último Gran Premio, el de Europa, en Jerez de la Frontera (España), con un solo punto de ventaja sobre el piloto canadiense. En una polémica maniobra, Schumacher chocó intencionalmente a Villeneuve, como consecuencia debió abandonar. No solamente perdió el campeonato, sino que la FIA apreció intencionalidad y le sancionó con la anulación de la totalidad de la puntuación obtenida aquella temporada.

Los campeonatos de 1998 y 1999 fueron dominados por McLaren y ganados por el finlandés Mika Häkkinen. En 1998 se produjo una polémica colisión en Bélgica, entre el Ferrari de Schumacher y el McLaren de David Coulthard, compañero de escudería de Häkkinen, que obligó a Schumacher a abandonar y perder una puntuación importante en el campeonato.

En 1999, en el Gran Premio de Gran Bretaña, Schumacher sufrió un accidente que le causó la fractura de una pierna y la imposibilidad de disputar las siguientes seis carreras del Campeonato. Ese año finalmente el Ferrari era competitivo y es muy posible que se hubiera proclamado campeón de no ser por ese grave accidente, aunque fue Mika Häkkinen quien se llevó su segundo campeonato. En contrapartida, Ferrari ganó su primer mundial de constructores en 16 años.

Finalmente, en el 2000, después de una dura lucha con Mika Häkkinen, Michael venció en en el Gran Premio de Japón de 2000 y se coronó campeón (siendo así el único piloto que fuese campeón con neumáticos slicks y con dibujo) manejando el Ferrari F1-2000. Esa victoria supuso el fin de un período infausto para Ferrari de 21 años en los que la escudería había sido incapaz de lograr el título mundial de pilotos, a pesar de contar con pilotos de gran prestigio (Prost, Mansell, Berger, Alesi, Reutemann, Alboreto, Johansson, etc.), después del conseguido por el sudafricano Jody Scheckter en 1979.

En el Gran Premio de Italia de 2000, después de vencer, en la rueda de prensa le dijeron que había conseguido igualar el número de victorias de Ayrton Senna. Michael no pudo aguantar la emoción y se echó a llorar. Este le pasó el turno de hablar a Mika Häkkinen y este tampoco pudo hablar: "Que continúe Ralf". Después, cuando le tocó otra vez hablar, tampoco pudo aguantar y se echó a llorar otra vez.

La mala racha había sido rubricada por hechos luctuosos, la muerte de Gilles Villeneuve en 1982 y el grave accidente de Didier Pironi, ese mismo año, que mantenía un duelo con Gilles por la supremacía en el equipo.

Schumacher tuvo altos y buenos rendimientos con la Ferrari ya que de la 2000 a 2004, en los que Schumacher ganó de manera consecutiva 5 Campeonatos en la Fórmula 1, en 2000 ganó 9 carreras y se impuso al vigente campeón Mika Häkkinen por 19 puntos. A partir del siguiente año (2001) la superioridad del Ferrari sobre las demás escuderías fue manifiesta. Esto, junto con las órdenes del equipo Ferrari, que sistemáticamente beneficiaban a Schumacher sobre su compañero Barrichello le permitieron un enorme dominio del campeonato. Ese mismo año 2001 ganó otras nueve carreras y el título en Hungría, a falta de cuatro. Dobló en puntos a su compañero Rubens Barrichello y casi lo hace con David Coulthard, de McLaren. En 2002 logró once victorias e igualó el récord de campeonatos de Juan Manuel Fangio, en ese tiempo su rendimiento como piloto era casi inalcanzable, aunque en la temporada 2003 se jugó el campeonato en la última carrera con un jovencísimo Kimi Räikkönen, que ya entonces pilotaba para McLaren-Mercedes. Schumacher necesitaba puntuar y en efecto lo consiguió, y la victoria de Räikkönen no fue suficiente, proclamándose Michael Schumacher campeón por sexta vez, la cuarta de forma consecutiva. Sus principales rivales durante estos años fueron los pilotos del equipo McLaren, Mika Häkkinen, David Coulthard y Kimi Räikkönen; y los del equipo Williams, Juan Pablo Montoya y su propio hermano Ralf Schumacher.

Pero la hegemonía del llamado Káiser de la Fórmula 1 acabaría en la 2005, donde tomarían protagonismo los integrantes de una nueva generación de pilotos, Fernando Alonso y Kimi Räikkönen, en los equipos Renault F1 y McLaren, respectivamente. Schumacher fue superado por ambos rivales durante ese año por problemas del monoplaza, carente de competitividad en 2005. Michael dijo que aquella fue su peor temporada desde que se incorporó al equipo italiano en 1996.

La temporada 2006 no pudo empezar mejor para él y para Ferrari, después de los malos resultados de 2005, ya que en el primer gran premio, disputado en Bahréin, consiguió su pole position número 65, igualando así el récord histórico de Ayrton Senna, uno de los pocos que aún no había logrado alcanzar.

Posteriormente en el Autódromo Enzo y Dino Ferrari, correspondiente al Gran Premio de San Marino de 2006, superaría dicho récord de poles al conseguir la 66.ª pole y la victoria 85.ª de su carrera deportiva. El destino o la casualidad harían que fuese en este escenario donde superase el emblemático récord del desaparecido Ayrton Senna, el mismo circuito en el que 12 años atrás Michael viese, desde la 2.ª posición en carrera, como un desgraciado accidente acababa con la vida del mítico piloto brasileño.

En el Gran Premio de Mónaco de ese mismo año, cuando el español Fernando Alonso lideraba el campeonato mundial protagonizó un famoso incidente aparcó el Ferrari en la penúltima curva del circuito, impidiendo así a Fernando Alonso (que circulaba tras él) terminar su última vuelta rápida, en la cual venía marcando el mejor tiempo en la lucha por la pole position en la tercera ronda de clasificación. El incidente provocó muchas discusiones y la FIA finalmente concluyó que el accidente no había sido tal sino que se debía a una maniobra del propio piloto para que Fernando Alonso no pudiera arrebatarle la pole que tenía en esos momentos. Los comisarios decidieron que el piloto alemán saliera desde el final de la parrilla.

Dos semanas después en el circuito de Nürburgring ganaría el Gran Premio de Europa, la victoria número 86 para el alemán. El 10 de septiembre de 2006, tras ganar el Gran Premio de Italia, su triunfo número 90, anunció su retiro de la competición al término de la temporada 2006.

El 8 de octubre de 2006, liderando el Gran Premio de Japón y a falta de 17 vueltas para finalizarlo, sufrió una rotura de motor después de 6 años, 3 meses y 6 días desde la última vez que le había sucedido. El escenario había sido el Gran Premio de Francia del año 2000.

El 21 de octubre de 2006, en las pruebas de clasificación del Gran Premio de Brasil, un problema con la bomba de alimentación de su monoplaza le llevó a abandonar la última sesión de clasificación, quedando relegado a la décima plaza. En la carrera sufrió un pinchazo tras haber pasado por encima de los restos del coche de Nico Rosberg y fue relegado a la última posición, ya que debió dar casi una vuelta completa al Autódromo José Carlos Pace con el neumático reventado. Sin embargo, tras reparar la rueda y quedar a sólo unos segundos de ser rebasado por el líder de la carrera, logró adelantar dieciocho posiciones. Terminó 4º en la que fue su última carrera como piloto de esta categoría, no pudiendo arrebatarle el campeonato a Fernando Alonso, pero protagonizó una actuación memorable, con un ritmo infernal y realizando varios adelantamientos. Schumacher logró con la Scuderia Ferrari ganar cinco veces consecutivas el Campeonato Mundial de Pilotos de Fórmula 1, un récord que aún no ha sido igualado por ningún otro piloto en la historia de la Fórmula 1.

Con 37 años, más de 25 dedicados a la competición y 16 temporadas en la Fórmula 1, se retira de dicha categoría de competición.


Integrante de Ferrari

En diciembre de 2006, fue nombrado asesor de los pilotos de Ferrari (Räikkönen, Massa, Badoer y Gené).

Casi un año más tarde, el 6 de noviembre de 2007, se hizo público que el germano pilotaría el F2007, coche de la Scuderia Ferrari de la temporada 2007, en un entrenamiento de pretemporada la semana siguiente, en el Circuit de Catalunya, Barcelona. Sin embargo, su portavoz, Sabine Kehm, declaró que la participación del mayor de los Schumacher en el entrenamiento era un hecho extraordinario, y que el piloto no tenía intención de regresar a la Fórmula 1. Para la temporada 2008 se informó que Schumacher cumpliría funciones de piloto de pruebas del equipo italiano. El 28 de julio de 2008, Michael realizaba pruebas de un F430 Scuderia, una versión del 430 optimizada, en el circuito alemán de Nürburgring Nordschleife, el infierno verde, y en el sector 3 del circuito, impactó contra la valla a 250km/h. Sin embargo, no era él quien pilotaba sino Raffaele de Simona, piloto probador del cavallino, sin más resultados que la destrucción parcial del vehículo. A pesar de ello telefoneó a su esposa Corinna para decir que estaban bien y que no detendrían la jornada de pruebas.

El 25 de julio de 2009, Felipe Massa sufrió un grave accidente en las sesiones de clasificación del GP de Hungría, por lo que Schumacher fue escogido para sustituirle durante la temporada 2009, empezando en el GP de Europa y hasta final de temporada o la recuperación total de Felipe Massa. Tras unos días entrenando con karts y con el Ferrari F2007, Schumacher anunció el 11 de agosto que no volvería a pilotar por unos dolores en el cuello. Finalmente, el probador Luca Badoer ocupa el puesto de Felipe Massa en el GP de Europa y sucesivos. Poco más tarde Badoer es reemplazado por Giancarlo Fisichella.


Época Mercedes

El 23 de diciembre se hace oficial el regreso del Kaiser a la Fórmula 1, fichando por la escudería Mercedes GP inicialmente por 3 años, y con un sueldo de 7 millones de euros. Con esto, la Fórmula 1 renace en el ámbito comercial y económico después de los problemas evidenciados en 2008 y 2009 por la retirada de tres importantes fabricantes (Honda, BMW y Toyota) y del proveedor de neumáticos Bridgestone para la temporada 2011. En Bahréin sale 7° y acaba 6° en la carrera, muy flojo comienzo para el alemán. En Melbourne sale de nuevo 7° pero en la salida es tocado por Fernando Alonso, y Schumacher tuvo que cambiar el alerón; al final, acabó 10°, luego de una lucha por el último punto con Jaime Alguersuari. En Sepang sale 8°, pero en carrera sólo duró 9 vueltas ya que se le saltó de la rueda una tuerca mal apretada, obteniendo su primer abandono de la temporada. En España firma su mejor carrera del año acabando en 4ª posición y en Mónaco fue sancionado por adelantar a Fernando Alonso con el Safety Car en pista. Nada más conocer la sanción, el equipo Mercedes interpuso apelación a la misma alegando que Michael adelantó con banderas verdes, lo que indicaba que el Safety Car entraba a boxes al desaparecer todo peligro de la pista y no por aplicación de la norma 40.13 del reglamento deportivo de la Fórmula 1 tal y como indicó dirección de carrera a todos los equipos al entrar en la última vuelta. Durante las siguientes carreras, Schumacher puntúa con cierta regularidad, pero siempre en los puestos bajos, excepto en Turquía y en Corea, donde iguala el cuarto puesto conseguido en Montmeló. Finalmente, termina la temporada en Abu Dhabi accidentado en la primera vuelta, con un balance final de tan sólo 72 puntos, habiendo conseguido su compañero Nico Rosberg 142, prácticamente el doble.

En 2011, pese a que Mercedes es incluso menos competitivo que en la temporada anterior, Schumacher mejora su rendimiento y se acerca mucho más al de Nico Rosberg. De nuevo con un 4º puesto como mejor resultado personal y del equipo, Michael consiguió sólo 13 puntos menos que su compañero.

Schumacher vuelve a conducir para el ahora equipo Mercedes AMG en la temporada 2012 de Fórmula Uno, junto a Nico Rosberg. En el Gran Premio de Australia, Schumacher clasificó en la cuarta posición y subió al tercer lugar en el inicio de la carrera, que mantuvo hasta que sufrió un fallo de la caja de cambios terminal en la vuelta 11. En la segunda carrera, en Malasia, Schumacher se clasificó tercero, pero sólo logró reunir un punto después de haber sido golpeado por detrás en la primera vuelta de la carrera por Romain Grosjean en condiciones de lluvia. Para la tercera carrera de la temporada en China, Schumacher clasificó tercero, pero arrancó en el 2° lugar, debido a que Lewis Hamilton fue sancionado. Esta fue la primera vez desde 1955 que Mercedes ocupaba la primera fila de la parrilla, ya que su compañero de equipo Nico Rosberg obtuvo la primera pole position de su carrera. Un error de un mecánico en la primera parada en boxes de Schumacher lo obligó a retirarse después de 13 vueltas. La cuarta carrera fue en Baréin. Schumacher sufrió con un defectuoso mecanismo de DRS en la calificación, que se vio agravada por una penalización por un reemplazo de la caja de cambios. Empezó a 23° en la parrilla, y acabó en 10ª posición. En clasificación del GP de Mónaco logró la pole position, pero salió en sexta plaza debido a una sanción por provocar un choque en el GP de España, y terminó abandonando la prueba. La mala suerte de Schumacher parece haber acabado para el Gran Premio de Europa celebrado en Valencia, donde obtuvo su primer podio desde que volviera a la F1 en 2010 y habiendo pasado 6 años desde la última vez que se subió al cajón.2

El anuncio de la contratación de Lewis Hamilton por parte de Mercedes-Benz para 2013 deja a Michael sin volante. Pocos días después, Schumi confirmaba su retirada definitiva de la competición


Accidente de esquí

El 29 de diciembre de 2013, Schumi sufrió un grave accidente mientras esquiaba junto a su familia en la estación invernal de Méribel, en los Alpes franceses, al esquiar fuera de pista entre las zonas de La Biche y Mauduit. Fue trasladado al hospital de Grenoble y el primer parte médico diagnosticó lesiones cerebrales serias, quedando en estado crítico. Tras sufrir dos operaciones médicas tuvo que ser ingresado mediante coma inducido durante varios meses. El 16 de junio de 2014 se publicó que definitivamente había salido de su estado de coma, abandonó el Hospital Universitario de Grenoble y fue enviado a una clínica de rehabilitación.


Síguenos en Facebook.

Dale a me gusta y no te pierdas las biografías y curiosidades diarias que se publican en esCuriosity. ¡Muchas gracias!

Ayúdanos a seguir curioseando.

Con vuestros donativos podremos seguir compartiendo biografías y curiosidades. ¡Muchas gracias!


Otras Biografías