La ciudad de Nueva York lleva el nombre en su honor.


Fue el último monarca católico en reinar sobre lo que sería el Reino Unido. Algunos de sus súbditos sintieron gran desconfianza por sus políticas religiosas y alegaron que había caído en el despotismo, liderando a un grupo de ellos que lo acabaría deponiendo en la Revolución Gloriosa. No fue sustituido por su hijo católico, Jacobo Francisco Eduardo, sino por su hija mayor y yerno protestantes, María II y Guillermo III, que fueron proclamados reyes en conjunto. Jacobo II, además, fue el último soberano de Escocia en utilizar el título de Rey de los Escoceses, que había sido utilizado desde la unificación del reino en el año 843 por Kenneth I MacAlpin. Sus herederos pretendientes al trono tomaron el nombre de Jacobitas y durante muchos años lucharon por la restauración dinástica, sin lograrlo.

Infancia y juventud

Jacobo nació en el Palacio de St. James, Londres, el 14 de octubre de 1633, siendo el tercer hijo varón -pero segundo superviviente- de Carlos I de Inglaterra y de Enriqueta María de Francia. Como segundo hijo del soberano inglés, desde el momento mismo de su nacimiento fue llamado duque de York, siendo investido formalmente en 1644. Durante la Guerra Civil Inglesa, en la cual su padre se enfrentó con las fuerzas del Parlamento, él permaneció en la ciudad de Oxford, entonces una plaza fuerte de los realistas.

Al capitular la ciudad en 1646, se confinó al duque de York en el Palacio de St. James bajo vigilancia parlamentaria. Pese a lo anterior, Jacobo logró escapar del palacio en 1648 y llegar a La Haya disfrazado. Cuando Carlos I fue ejecutado por los rebeldes en 1649, los realistas proclamaron a su hermano mayor como rey, con el nombre de Carlos II. Fue coronado en Scone en 1651. Pese a ser reconocido por los parlamentos de Escocia e Irlanda, no pudo afianzarse en el trono de Inglaterra, por lo que tuvo que huir a Francia, donde encontró refugio. Como su hermano, el duque de York buscó refugio en Francia, sirviendo en el ejército francés bajo el mando del vizconde de Turena. En 1656, cuando Carlos II suscribió una alianza con España -enemiga de Francia- él se unió al ejército español bajo el mando de Luis II, príncipe de Condé. Tanto Turena como Condé elogiaron las capacidades militares de Jacobo.

Sucesor del trono

A la muerte de Oliver Cromwell acaecida en 1658, Carlos II fue restaurado en el trono inglés, y el duque de York volvía a Inglaterra con él. Aunque Jacobo era el presunto heredero de la corona, parecía inverosímil que el duque de York heredara realmente el trono, ya que Carlos era un hombre joven capaz de engendrar hijos.

El 3 de septiembre de 1660, en Worcester House, Londres, el duque de York (que acababa de recibir el título de duque de Albany en Escocia), se casó con Ana Hyde, hija del Primer Ministro del rey. En realidad se trataba de la ceremonia formal, ya que se habían casado en secreto en la ciudad de Breda, en Holanda, el 24 de noviembre de 1659. En el momento del matrimonio público, Ana estaba a un mes de dar a luz a su primer hijo. El 31 de diciembre de ese mismo año, es nombrado duque de Normandía por el rey Luis XIV de Francia, siendo el último soberano británico en ostentar este título. De la unión entre Jacobo y Ana nacieron ocho hijos.

Jacobo es designado Gran Lord Almirante y como tal comandó la Marina Real durante la Segunda (1665-1667) y Tercera Guerra Anglo-Holandesa (1672-1674). Después de su captura por los ingleses en 1664, el territorio holandés de Nuevos Países Bajos fue rebautizado en su honor como Nueva York, al igual que la ciudad de Nueva Ámsterdam. Fort Orange fue llamada Albany en su honor también. El duque de York también dirigió la Real Campaña Africana, que participó en el comercio de esclavos.

El duque de York abrazó la religión católica en 1668 o 1669. Sus enemigos protestantes en el Parlamento, encabezados por Anthony Ashley Cooper, crearon la llamada Acto de Prueba, medio por el cual se obligaba a todos los funcionarios civiles y militares a tomar un juramento en cuál fueron requeridas rechazar no solamente la doctrina del transustanciación sino también denunciar ciertas prácticas de la Iglesia Católica como "supersticiosas e idólatras", además de recibir la comunión de manos de la Iglesia de Inglaterra. Jacobo prefirió rechazar realizar tales acciones, renunciando a su cargo de Gran Lord Almirante.

Su hermano, el rey Carlos II, se opuso a la conversión, ordenando que se criara a sus dos sobrinas supervivientes -María y Ana- como protestantes. Sin perjuicio de ello permitió que Jacobo (viudo desde 1671) se casara nuevamente con la princesa católica María de Módena. Esto no evitó que un grupo de ingleses mirara con desconfianza a la nueva duquesa de York, acusándola de ser una agente del Papa.

El matrimonio por poderes entre Jacobo y Maria se celebró en Módena el 30 de septiembre de 1673. La ceremonia formal se llevó a cabo en la ciudad de Dover, Kent, el 21 de noviembre del mismo año. La pareja tuvo doce embarazos, de los cuales 5 terminaron en abortos naturales.


Síguenos en Facebook.

Dale a me gusta y no te pierdas las biografías y curiosidades diarias que se publican en esCuriosity. ¡Muchas gracias!

Ayúdanos a seguir curioseando.

Con vuestros donativos podremos seguir compartiendo biografías y curiosidades. ¡Muchas gracias!


Otras Biografías