"Tennessee Williams era un orador dotado de un acento hermoso y teníamos un montón de cosas en común."


Su nombre completo era Gloria Josephine Mae Svensson y era hija de un soldado de ascendencia sueca. Su infancia transcurrió en Puerto Rico, Chicago y Florida. Desde muy joven se sintió atraída por el mundo de la interpretación.


Romance con un Kennedy

Swanson estuvo relacionada sentimentalmente con el productor Joseph P. Kennedy, padre del que fuera presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy, romance que le ayudó a convertirse en uno de los personajes más poderosos de la industria cinematográfica del momento.


Reaparición: Sunset Boulevard

La llegada del cine sonoro produjo tal crisis en la carrera de Gloria Swanson que ella decidió retirarse de la interpretación. A pesar de ello, en su madurez participaría en cinco películas más, la primera de ellas Sunset Boulevard (El crepúsculo de los dioses) de Billy Wilder (1950).

Swanson llevaba varios años retirada del cine, pero asumía su declive y seguía activa en un programa de televisión, The Gloria Swanson Hour, por lo cual reaccionó positivamente cuando le ofrecieron el papel. Se cuenta que aceptó el papel por consejo del director George Cukor, en contra de la opinión de otras estrellas del cine mudo, como Mary Pickford y Mae Murray, que criticaron el argumento de la película por considerar que daba una imagen negativa de su trabajo. Su interpretación de Norma Desmond en esta película le valió una nominación al premio Óscar a la mejor actriz, y se cuenta que otra diva del momento, Barbara Stanwyck, se inclinó a besarle el bajo del vestido, impresionada. La revista Time publicó: «En Sunset Boulevard, lo peor de Hollywood es mostrado por lo mejor de Hollywood».

Nuevamente de actualidad gracias a este éxito, acudió a la I edición del Festival de San Sebastián y le ofrecieron más papeles, si bien en producciones con más presupuesto que talento como La amante de Nerón, Killer Bees (Las abejas asesinas) y la película de catástrofe Aeropuerto 75.

Interpretando a Norma Desmond, Swanson decía en esta película: «Sin mí no existiria la Paramount», lo que probablemente fue real durante sus años de esplendor.

La actriz murió en Nueva York víctima de un ataque al corazón a los 84 años de edad.


Síguenos en Facebook.

Dale a me gusta y no te pierdas las biografías y curiosidades diarias que se publican en esCuriosity. ¡Muchas gracias!

Ayúdanos a seguir curioseando.

Con vuestros donativos podremos seguir compartiendo biografías y curiosidades. ¡Muchas gracias!


Otras Biografías