"Me encantan estos breves momentos de calma antes de la tempestad... siempre me recuerdan a Beethoven... ¿lo oyes?".


Infancia

Gary Oldman nació el 21 de marzo de 1958 en el distrito de New Cross, en el sur de Londres.1 Proveniente de una familia humilde, sintió desde muy pequeño un gran interés por el cine y el teatro. Su padre, Leonard Bertram Oldman era un alcohólico que abandonó a su esposa, Kathleen Cheriton, e hijos cuando Oldman tenía siete años. La partida de su padre fue un shock para él. No era un buen estudiante pero se dedicaba a tocar el piano y cantar, si bien dejó de lado la música para dedicarse plenamente a la actuación. El trabajo de Malcolm McDowell en The Raging Moon y A Clockwork Orange (La Naranja Mecánica) fue una gran inspiración para él. Intentó ingresar a la Royal Academy of Dramatic Art, pero le rechazaron. A pesar de eso, su profesor Roger Williams le convenció para conseguir una beca e ingresar en el Rose Bruford Drama College y después en el Greenwich Young People's Theatre. Durante los años 80 actuó en varias representaciones teatrales. Con tiempo, trabajo y demostrando sus habilidades en diversas representaciones, Oldman fue ganando fama como nueva promesa del teatro británico.


Debut en el cine

Su debut en cine fue en 1986, en el biopic sobre Sid Vicious, miembro del grupo punk Sex Pistols. La película fue criticada, pero Oldman recibió un Evening Standart British Film Awards como mejor actor revelación y el premio London Film Critic's Circle a actor del año. Pero, además de los premios, su actuación como Sid Vicious está en la lista de "Las 100 mejores interpetaciones de la historia del cine". Después realizó otros filmes alternativos. En 1987 hizo su primera película con actores más célebres, Ábrete de orejas (Prick up your ears), de Stephen Frears, donde interpretó al escritor Joe Orton, acompañado por Alfred Molina y Vanessa Redgrave. La película tuvo una buena repercusión entre los críticos y ganó el premio a Mejor Contribución Artística en el Festival de cine de Cannes, también fue muy bien recibida la interpretación de Oldman, que fue nominado al premio BAFTA como mejor actor.


Salto a la fama

Oldman ya era considerado un talento del cine británico a mediados de la década de los 80, pero fue en los años 90 cuando dio un paso definitivo en el cine al hacer sus primeras películas en Hollywood, con actores y directores nortemericanos tan dispares como Francis Ford Coppola, Tony Scott o Bernard Rose y actores como Winona Ryder, Demi Moore, Isabella Rossellini o Christian Slater. De esta época son sus películas más famosas, como Drácula de Bram Stoker (Bram Stoker's Drácula, 1992) de Coppola, Amor a quemarropa (True Romance) de Tony Scott (1993), Amor inmortal (Inmortal Beloved, 1994) o The Scarlet Letter (1995), entre otras. En la década de los 90 Gary Oldman fue nominado a más de 13 premios importantes, entre los cuales ganó un premio Saturn a mejor actor por su actuación como Drácula. De hecho, Drácula, de Bram Stoker es para muchos críticos hoy, una de las mejores interpretaciones del cine moderno. Otros títulos a destacar serían las dos películas de su amigo, el cineasta francés Luc Besson: Léon (1994) y El quinto elemento (1997). En ambos filmes, Oldman interpreta a dos de los personajes más oscuros y mentalmente desequilibrados de la historia del cine. Esas interpretaciones le mantuvieron en la primera línea de la industria cinematográfica hasta 1999. A partir de ese año, sus trabajos se hicieron menos estelares, a excepción de su papel en Candidata al poder (The Contender, 2000), de Sheldon Runyon. Esta interpretación le valió la nominación a los Premios de los Críticos de la Guía norteamericana y una nominación al Screen actors Guild y otra nominación al premio Emmy como mejor actor.


Actuaciones en este siglo

Desde el año 2000, Oldman ha realizado muchos otros papeles, como el de Mason Verger en Hannibal (2001) de Ridley Scott, donde, de nuevo, demuestra su maestría en las creaciones de personajes aunando labores maquillaje, trabajo de voz, expresividad y psicología otorgando a su rol (un psicópata pedófilo) excelentes matices. Oldman se volvió a encontrar con a Anthony Hopkins en esta secuela de "El silencio de los corderos". Tenía que someterse a aproximadamente seis horas de maquillaje cada día de rodaje para interpretar a Mason Verger. Decidió rodar la película sin recibir honorarios y exigió que su nombre no saliera en los títulos de crédito principales. La única referencia a él en los créditos es junto la maquilladora del actor. Un paso más audaz en su preferencia en aceptar personajes difíciles de interpretar físicamente y psíquicamente fue en la película Tiptoes (2003), de Matthew Bright. En este filme interpreta a Rolfe, un hombre afectado de acondroplasia. En el reparto le acompañan Peter Dinklage y Kate Beckinsale. El actor adelgazó casi 15 kilos y cada día de rodaje tenía que ocultar sus piernas con un arnés que le obligaba a permanecer horas agachado por lo que, en sus propias palabras, tardaba horas en desentumecerse con la ayuda de hielo. Aunque no fue una imposición del director, fue idea de Oldman permanecer en esta postura el mayor tiempo posible para poder estudiar al personaje e interpretarlo con el mayor realismo posible. También ha actuado junto a Denzel Washington y Mila Kunis en El libro de Eli. En esta película interpretó al cruel y avaricioso Carnegie, quien busca un misterioso libro con el que cree que podrá manejar a su voluntad a quienes le rodean. Ha participado también en un capítulo de la comedia Friends. Esta breve intervención le valió una nominación a los premios Emmy como mejor actor invitado. También ha hecho una película en español, Bosque de sombras (The Backwoods), bajo la dirección de Koldo Serra y estrenada en la sección Zabaltegi del festival de cine de San Sebastián en 2006. Serra quedó muy sorprendido con la dedicación del actor británico. Cuando se comentó el hecho de que Oldman debía aprender español, Oldman contestó: "Aprendí rumano para interpretar Drácula, ahora puedo aprender español". En 2011 actuó en Red Riding Hood y convenció a la crítica mundial con su excelente interpretación en Tinker, Tailor, Soldier, Spy (El topo). En 2012 ha vuelto en el papel de Jim Gordon en The Dark Knight Rises.


En Harry Potter como Sirius Black y en Batman como James Gordon

Los dos papeles más conocidos de Oldman en este siglo y quizá los más conocidos por el público más joven son el del agente Gordon y el de Sirius Black en las cuatro entregas de Harry Potter. Las interpretaciones como Sirius Black le valieron en premio People's Choice Awards como villano favorito y una nomiación al Premio Saturn como mejor actor secundario. "Gary es uno de los mejores actores de su generación, y uno de los más brillantes, más sensibles y afectuosos con los que he trabajado", dijo el productor David Heyman. "Siempre que ves a Gary en una película, resulta absorbente, dinámico y peligroso. Pero por dentro resulta vulnerable. Esas cualidades de peligro y calidez son fundamentales para el papel de Sirius Black, y Gary transmite de manera muy intensa todas las complejidades emocionales del personaje". Daniel Radcliffe declaró en una entrevista que en principio tenía miedo de Gary Oldman ya que pensaba que sería como los personajes que interpreta normalmente, pero que en realidad es un hombre muy agradable y que transmite mucha seguridad: "Creo que mis dos mejores actuaciones en Harry Potter son en la tercera y en la quinta cinta, creo que es así porque Gary Oldman estaba conmigo" dijo el actor.

No se queda atrás el papel de agente Gordon en Batman Begins y The Dark Knight, donde se ve a Oldman construyendo a, para muchos, el mejor Gordon jamás visto en la pantalla. The Dark Knight se convirtió en la tercera película más taquillera de la historia del cine. Oldman ganó el Scream actors Guild como mejor actor secundario por su interpretación. Y la película ganó el People's Choice Awards a mejor reparto formado por Christian Bale, Heath Ledger (que se convirtió en amigo de Oldman y murió poco antes del estreno de la película y poco antes de ganar un Óscar póstumo por su interpretación como Joker). Aaron Eckhart, Gary Oldman y Morgan Freeman. Las tres entregas de Harry Potter y la segunda entrega de Batman están entre las 20 películas más taquilleras de la historia. Cosa que convierte a Oldman en un actor muy rentable para los directores de Hollywood.

Gary Oldman recogió el premio SAG póstumo en nombre de su ya fallecido amigo y compañero Heath Ledger.


Popularidad e influencia

Oldman es un gran actor que ha demostrado habilidades interpretativas al alcance de pocos. Muchas de sus películas han sido fracasos críticos y taquilleros (él mismo lo acepta diciendo que se dedicó durante años a grabar películas cobrando mucho y trabajando pocas horas para poder cuidar de sus hijos) pero varias excepciones ha habido a lo largo de los años y Oldman siempre se ha mantenido un buen puesto en la industria del cine, pudiéndose permitir actuar en películas mal recibidas en todos los sentidos.

Tiene fama de maniático y en extremo perfeccionista, Oldman se golpeaba el rostro cuando cometía algún error en los ensayos de Drácula, de Bram Stoker, que tuvieron lugar durante tres semanas en la casa de Francis Ford Coppola. Es de los pocos actores capaces de emular distintos acentos a la perfección, lo que ha demostrado en varios de sus trabajos. Su retrato de Sid Vicious en Sid and Nancy figura en el puesto 64 en la revista premiere "Las 100 mejores interpretaciones de todos los tiempos" y en el puesto 8 en la revista Uncut "Los 10 mejores actores en papeles de Rock". También su interpretación de Stansfield en Léon ocupa el puesto 43 en La crítica de cine online Los 100 mejores villanos de todos los tiempos y aparece en la lista Las 100 estrellas más sexys de la història del cine de la revista Empire en el 2007.

Sus interpretaciones han servido de inspiración para muchos actores de éxito en Hollywood. Brad Pitt ha descrito a Oldman actuando como "Dios". Daniel Radcliffe, por su parte, ha declarado que la carrera de Oldman es la que más le gustaría emular y además que Oldman es uno de sus actores favoritos. Ryan Gosling lo ha nombrado como su actor favorito. Además, muchos otros actores han sido influenciados por Oldman, entre ellos Christian Bale, Johnny Depp, Colin Firth, Jason Isaacs y Ben Foster (actor), entre otros. Y otros grandes nombres han mostrado su aprecio por su trabajo entre los cuales Morgan Freeman y Tim Roth, que es un gran amigo de Oldman desde que trabajaron juntos en Meantime (una película de televisión británica). Anthony Hopkins también ha declarado ser un gran admirador de su trabajo. Denzel Washington, que trabajó con Oldman en The Book of Eli dijo en una entrevista que compartía con los demás actores y los directores que "Actuar con Gary Oldman es como el buen sexo".

En su nueva película como protagonista, Tinker Tailor Soldier Spy, Oldman ha entusiasmado a la crítica mundial, que describe su actuación como "soberbia". En Venecia los críticos no sólo le apuntaron como favorito a la Copa Volvi (que ganó Michael Fassbender por Shame declarando que Gary Oldman era su héroe desde los 14 años y que no se cree lo que le está sucediendo) sino que dijeron que debería darle el Óscar ya, cinco meses antes de la ceremonia. Oldman quedó nominado y se convirtió en uno de los actores más importantes del 2012, pero el premio se lo llevó Jean Dujardin por The Artist. John Le Carré, autor del libro, dijo que incluso el mismísimo Sir Alec Guinness (que interpretó a Smiley en una serie británica) se pondría de pie para aplaudir la interpretación de Oldman.

Las críticas a las interpretaciones de Oldman han sido mayoritariamente muy positivas. Las interpretaciones de Oldman se han ganado el aprecio de algunos de los grandes y más conocidos críticos del mundo. Roger Ebert dijo sobre Gary Oldman: "Es uno de los más grandes actores, capaz de jugar con alta, baja, vulgar y noble" mientras Janet Maslin lo describió simplemente como: "Un extraordinario actor". En varias ocasiones se ha criticado su tendencia a la sobreactuación, probablemente debida a la frecuencia con la que interpreta personajes histriónicos ya que en "El Topo" su interpretación destaca precisamente por todo lo contrario.

En los premios Jason Empire 2011 Oldman fue el protagonista de la ceremonia siendo galardonado con el premio honorífico, con el título "Ícono de la historia del cine", por su carrera cinematográfica.


Vida privada

Oldman siempre ha intentado llevar con discreción su vida privada, de la que no se sabe mucho excepto sus problemas con el alcohol. Mientras se estaba rodando Drácula de Bram Stoker, fue detenido por conducir ebrio. Pero después de rodar The Scarlet Letter comenzó una rehabilitación y al acabar se declaró "limpio". También fue conocida su turbulenta vida amorosa (se ha divorciado tres veces; uno de sus divorcios era con la también actriz Uma Thurman). El 31 de diciembre de 2008, Gary Oldman contrajo matrimonio por cuarta vez con la cantante de jazz británica Alexandra Edenborough en Santa Bárbara. Al margen de las relaciones amorosas Gary Oldman es un padre muy dedicado y les ha dado todo, incluso su carrera en el cine; a sus hijos: "La gente me pregunta que porqué después de hacer Nil by Mouth (Los golpes de la vida) y su gran éxito no he vuelto a dirigir; ser director exige una enorme cantidad de tiempo y dedicación. Estos años he estado haciendo películas que me permitieron ganar una buena suma de dinero sin estar mucho tiempo en el set. Ahora mis hijos tienen entre 14 y 12 años y los padres de sus amigos me dicen que son educados, que piden las cosas por favor y dan las gracias; son estas cosas las que me llenan de verdad, he tenido mucha suerte en mi carrera como actor pero mi verdadero éxito ha sido como padre, y estoy orgulloso de ello"

Apareció en el video de Since I Don't Have You, el último video musical de [[Guns N' Roses], representando el diablo. En el año 2013 apareció en el vídeo musical de la canción The Next Day, de David Bowie, del mismo álbum, representando a un sacerdote.



Síguenos en Facebook.

Dale a me gusta y no te pierdas las biografías y curiosidades diarias que se publican en esCuriosity. ¡Muchas gracias!

Ayúdanos a seguir curioseando.

Con vuestros donativos podremos seguir compartiendo biografías y curiosidades. ¡Muchas gracias!


Otras Biografías