"A medida que envejece, las preguntas se reducen a alrededor de dos o tres. ¿Por cuánto tiempo? ¿Y qué hago con el tiempo me queda?"



1947-1962: primeros años

David Bowie nació como David Robert Jones en Brixton, Londres, el 8 de enero de 1947. Su madre, Margaret Mary «Peggy» (apellido de soltera Burns), de ascendencia irlandesa, trabajaba como acomodadora de cine, mientras que su padre, Haywood Stenton «John» Jones, era un dirigente de publicidad de la ONG Barnardo's. Vivían en el 40 de Stansfield Road, situado cerca de los barrios del sur de Londres de Brixton y Stockwell. Bowie asistió al Stockwell Infants School hasta los seis años de edad, donde se ganó una reputación de niño superdotado y decidido, además de rebelde y peleón.
En 1953, la familia se mudó a otro barrio cercano, Bromley, donde dos años después Bowie inició clases en el Burnt Ash Junior School. Consideraron su voz «adecuada» para el coro de la escuela y su manera de tocar la flauta se consideró por encima de lo normal en cuanto a habilidades musicales. A los nueve años de edad, su forma de bailar resultaba increíblemente imaginativa: los profesores dijeron de sus interpretaciones que eran «vistosamente artísticas» y que su porte era «sorprendente» para un niño de su edad.Ese mismo año, su interés en la música se vio reforzado cuando su padre trajo a casa una colección de discos de vinilo de 45 RPM de artistas como Frankie Lymon and the Teenagers, The Platters, Fats Domino, Elvis Presley y Little Richard. Sobre el momento en que escuchó la canción «Tutti Frutti», Bowie dijo después que «había escuchado a Dios». El impacto que Presley produjo en el niño fue grande: «Vi a una de mis primas bailar al ritmo de [...] "Hound Dog" y nunca la había visto levantarse y moverse tanto por nada. Realmente me impresionó el poder de la música. Justo después de eso comencé a adquirir discos». Para finales del siguiente año había comenzado a tocar el ukelele y el bajo tea-chest (fabricado con una sola cuerda y una de las cajas utilizadas para transportar té) y comenzó a participar en sesiones de skiffle con algunos amigos y, además, a tocar el piano; mientras tanto, sus actuaciones imitando a Presley y Chuck Berry, que hacía como tributo a los artistas, para su grupo de boy scouts fueron descritas como «fascinantes [...] como de otro planeta».Al suspender el examen final de primaria en el colegio Burnt Ash Junior, Bowie se cambió al Ravens Wood School. Según el biógrafo Christopher Sandford, esta era una escuela un tanto inusual.

Bowie estudió arte, música y diseño, como así también trazado y composición tipográfica. Después de que Terry Burns, su hermanastro, le introdujese en el mundo del jazz moderno, su entusiasmo por artistas como Charles Mingus y John Coltrane llevaron a su madre a regalarle un saxofón alto de plástico en 1961; poco después comenzó a recibir clases de un músico local. En 1962 tuvo un incidente en el colegio cuando su amigo George Underwood, que tenía puesto un anillo en el dedo, le propinó un puñetazo en el ojo izquierdo durante una pelea por una chica. Los médicos temieron que fuese a perder la vista en ese ojo, por lo que tuvo que ausentarse del colegio mientras le hacían una serie de operaciones durante una hospitalización de cuatro meses. El daño no se pudo enmendar del todo, dejándole con una percepción de la profundidad defectuosa y una pupila dilatada permanente (por lo que parece que tiene ojos de distinto color, aunque los dos iris tienen el mismo tono). A pesar de sus rencillas, Underwood y Bowie siguieron siendo buenos amigos, e incluso Underwood llegó a diseñar las portadas de los primeros discos de Bowie


1962-1968: de The Kon-rads a The Riot Squad

Cuando pasó de su saxo de plástico a un instrumento real en 1962, Bowie formó su primera banda a los quince años. Kon-rads, con una formación que variaba desde cuatro hasta ocho miembros, entre ellos Underwood, tocaba rock and roll basado en la guitarra, en reuniones de jóvenes y bodas. Cuando Bowie abandonó la escuela al año siguiente, le comentó a sus padres su intención de convertirse en una estrella del pop. Sin embargo, su madre le consiguió rápidamente un empleo como ayudante de electricista. Frustrado por las pocas aspiraciones de sus colegas de la banda, Bowie dejó Kon-rads para formar una nueva banda: King Bees. Escribió una carta al nuevo empresario de éxito John Bloom para pedirle: «Haz por nosotros lo mismo que ha hecho Brian Epstein para The Beatles, y de paso haz un millón más». Bloom no respondió a la oferta, pero lo derivó al socio de Dick James, Leslie Conn, quien de esta manera se convirtió en el primer mánager de Bowie.

Conn comenzó de inmediato a promocionar a Bowie. El sencillo debut del artista, «Liza Jane», acreditado a Davie Jones and the King Bees, no tuvo ningún éxito comercial. Insatisfecho con The King Bees y su repertorio de blues tipo Howlin' Wolf y Willie Dixon, Bowie abandonó la banda menos de un mes después para unirse a The Manish Boys, otro grupo de blues, que incorporaban soul y folk: «Solía soñar con ser su Mick Jagger», recuerda Bowie.20 «I Pity the Fool» no tuvo más éxito que «Liza Jane» y Bowie tardó poco en moverse nuevamente y unirse a Lower Third, un trío de blues altamente infuenciado por The Who. «You've Got a Habit of Leaving» no tuvo mejor recepción y significó el final del contrato con Conn. Declaró que iba a abandonar el mundo del pop «para estudiar mímica en el teatro Sadler's Wells», pero, sin embargo, continuó un tiempo con Lower Third. Su nuevo mánager, Ralph Horton, culpable en parte de su posterior traslado a artista en solitario, vio un nuevo cambio de banda de Bowie, en esta ocasión a The Buzz, con quienes lanzó un nuevo sencillo poco exitoso llamado «Do Anything You Say». Mientras tocaba con The Buzz, Bowie también se unió a The Riot Squad; sus grabaciones, que incluían una canción de Bowie y diverso material de The Velvet Underground, nunca vieron la luz. Desde aquí, Ken Pitt, que presentó a Bowie por Horton, tomó las riendas de la carrera como mánager.
Insatisfecho con el nombre artístico de Davy (y Davie) Jones, que a mediados de la década de 1960 invitaba a confusión con Davy Jones de The Monkees, Bowie decidió cambiar su nombre y escogió Bowie en honor a Jim Bowie y el cuchillo que popularizó. Su sencillo en solitario de abril de 1967, «The Laughing Gnome», en el que utilizó una técnica de acelerar las grabaciones vocales al estilo de The Chipmunks, tampoco entró en las listas de venta. Seis meses después lanzó su álbum debut David Bowie, un amalgama de pop, rock psicodélico y music hall. Tuvo el mismo resultado, por lo que significó su último lanzamiento en dos años.
La fascinación de Bowie por lo bizarro se acrecentó cuando conoció al bailarín Lindsay Kemp: «Vivía de emociones, fue una maravillosa influencia. Su vida diaria fue lo más teatral que he visto jamás. Era todo lo que yo podía imaginar que significaba ser bohemio. Me uní al circo». Kemp, por su parte, recuerda: «No le enseñé realmente a ser un artista del mimo, sino a exteriorizarse más a si mismo, [...] Yo le permití liberar su ángel y demonio interiores». Estudiando arte dramático con Kemp, desde teatro avant-garde y mímica hasta comedia del arte, Bowie se sumergió en la creación de personajes que poder mostrarle al mundo. Satirizando la vida en una prisión británica, Bowie compuso «Over the Wall We Go», canción que se convirtió en un sencillo de 1967 interpretado por Oscar; al año siguiente, otra composición de Bowie, «Silly Boy Blue», fue lanzada por Billy Fury. Después de que Kemp asignase a Bowie con Hermione Farthingale para un minué poético, la pareja comenzó a salir; poco después se mudaron juntos a un apartamento de Londres. Formaron una banda juntos, donde ella tocaba la guitarra acústica y John Hutchinson, el bajo; entre septiembre de 1968 y comienzos de 1969, cuando Bowie y Farthingale rompieron, el trío hizo unos pocos conciertos en los que combinaban folk, merseybeat, poesía y mímica.


1969-1973: del folk psicodélico al glam rock

De Space Oddity a Hunky Dory
Debido a su poco éxito comercial, Bowie se vio forzado a intentar ganarse la vida de otras maneras. Apareció en un comercial de helados Lyons Maid, pero fue rechazado en un casting de Kit Kat.27 Con la intención de promocionar al cantante se hizo una película de treinta minutos de duración con actuaciones de su repertorio, llamado Love You till Tuesday. A pesar de que no salió a la venta hasta 1984, las sesiones de grabación se hicieron en enero de 1969 y significaron un inesperado giro en la carrera del artista cuando Bowie le comentó a los productores: «Tengo una nueva canción para esa película vuestra». Poco después produjo un demo de lo que significaría su primer gran éxito, «Space Oddity», lanzado un año después y coincidió con la llegada del hombre a la luna. Bowie rompió relaciones con Farthingale poco después de completar la película y se mudó con Mary Finnigan como su inquilino.28 Continuando con la divergencia del rock and roll y blues adquirida desde sus trabajos con Farthingale, Bowie unió fuerzas con Finnigan, Christina Ostrom y Barrie Jackson para dirigir un club de folk los domingos por la noche en el pub The Three Tuns de High Street, Beckenham, Londres. Esto pronto se convirtió en el Beckenham Arts Lab y se hizo muy popular. The Arts Lab organizó un festival gratuito en un parque local, hecho inmortalizado en la posterior canción de Bowie «Memory of a Free Festival».«Space Oddity» se lanzó el 11 de julio, cinco días antes del lanzamiento del Apolo 11 y entró rápidamente en el Top 5 del Reino Unido. El segundo disco de Bowie, Space Oddity, le siguió en noviembre; primeramente se lanzó en el Reino Unido bajo el título David Bowie, pero causó confusión con su predecesor de mismo título, por lo que en el lanzamiento estadounidense se le cambió el nombre a Man of Words/Man of Music. El álbum repleto de letras post-hippies sobre la paz, el amor y la moralidad y con música folk rock apoyado en canciones de rock más duro, no fue un éxito en el momento de su lanzamiento.
Bowie conoció a Angela Barnett en abril de 1969 y se casó con ella al año siguiente. Este hecho tuvo gran impacto sobre él e influyó sobre todo en su carrera, lo que minimizó la influencia de Pitt. Ya que se había establecido como artista en solitario gracias a «Space Oddity», Bowie comenzó a sentir una carencia: «Una banda completa y gente con la que grabar con quien pudiese relacionarse personalmente». Su punto débil se recalcó debido a su rivalidad artística con Marc Bolan, quién en ese momento era su guitarrista de sesión. Formó una banda con John Cambridge, un batería al que Bowie conoció en el Arts Lab, Tony Visconti como bajista y Mick Ronson como guitarrista. Después de un breve y desastroso comienzo como The Hype, el grupo volvió a la configuración original en la que se presentaba a Bowie como artista en solitario. Su primer trabajo de estudio se estropeó debido a las diferencias entre Bowie y Cambridge sobre el estilo de batería de este último; las cosas se terminaron cuando Bowie, muy enfadado, acusó a éste de estar «jodiendo su álbum». Debido a esto Mick Woodmansey reemplazó poco después a Cambridge. Poco después, Bowie despidió a su mánager y lo reemplazó por Tony Defries. Esto condujo a un largo litigio cuya consecuencia fue que Bowie debió pagarle a Pitt una indemnización.
Las sesiones de estudio continuaron y dieron como fruto el tercer álbum del cantante, The Man Who Sold the World en 1970. Caracterizado por su sonido de hard rock proveniente de su nueva banda de soporte, fue un cambio radical del rock acústico y de folk de Space Oddity. Para promocionar el disco en Estados Unidos, Mercury Records financió una gira de entrevistas de costa a costa en la que Bowie, entre enero y febrero de 1971, concedió entrevistas a los medios y a las emisoras de radio. Para aprovechar su aspecto andrógino, la portada original de la versión británica mostraba al cantante ataviado con un vestido; Bowie llevó la prenda en la serie de entrevistas que hizo, cosa que agradó a los críticos. John Mendelsohn, de Rolling Stone le describió como «deslumbrante, casi una desconcertante reminiscencia de Lauren Bacall». En la calle también provocó todo tipo de reacciones, desde la risa hasta el ejemplo de un peatón que le sacó un arma y le dijo: «bésame el culo». Durante esta gira de entrevistas Bowie se fijó en dos influyentes artistas estadounidenses proto-punk que le dieron la idea de lo que después sería el personaje de Ziggy Stardust: una mezcla entre Iggy Pop y la música de Lou Reed, lo que dio como resultado «el supremo ídolo del pop».Una de sus antiguas novias le recordó «garabateando en una servilleta sobre una alocada estrella del rock llamada Iggy or Ziggy», y que a su vuelta a Inglaterra declaró su intención de crear un personaje «que pareciese que acabase de aterrizar de Marte».34
Para Hunky Dory, álbum de 1971, Visconti, productor y bajista de Bowie, fue sustituido en ambos roles por Ken Scott y Trevor Bolder, respectivamente. Significó el regreso parcial del cantante de pop ligeramente loco de «Space Oddity» en «Kooks», canción compuesta para su hijo, Duncan Zowie Haywood Jones, nacido el 30 de mayo.En otras partes, el disco exploró temáticas más serias y contiene inusuales tributos a sus influencias con canciones como «Song for Bob Dylan», «Andy Warhol» y «Queen Bitch», una imitación de Velvet Underground. En su momento no tuvo gran éxito comercial.


Las canciones de Bowie generaban una atmósfera futurista, obsesiva, donde daba cabida a breves guiños dirigidos al rock estadounidense y desarrollaba profundas y densas secuencias por las que desfilaban personajes orwellianos (el Gran Hermano de la novela 1984, de George Orwell), arquetipos de una modernidad decadente o personajes que parecen surgidos del género gótico. En Gran Bretaña las críticas a este último álbum fueron duras, y Bowie decidió dar un giro a su carrera, adoptando una imagen personal más sobria e introduciendo la música disco y el soul como influencias estilísticas en sus composiciones. Se lanzó a la conquista del mercado estadounidense con el álbum Young Americans (1975), que ascendió al primer puesto de las listas de ventas. Con el respaldo de Andy Warhol, con el que trabó gran amistad, su popularidad creció rápidamente.

En esta segunda mitad de la década de 1970 Bowie continuó experimentando con nuevos sonidos. El elemento electrónico estaba cada vez más presente en su música, a través del uso recurrente de sintetizadores y de la manipulación de su voz en los temas. Esto queda patente en álbumes como Station to Station (1976) y Low (1977), en el que empieza su asociación con el músico y productor Brian Eno. Bowie evolucionaba hacia un personaje de aspecto frío y distante, envuelto en largos abrigos de cuero, lo que le valdría el sobrenombre de El Duque Blanco.

Heroes (1977) ofrecería estructuras y sonidos aun más densos y complejos. En los años siguientes, y todavía con Eno, Bowie grabó Stage (1978), álbum en vivo resultado de su gira de aquel año, y Lodger (1979), que señalan su vuelta hacia un rock fresco, original y de sencilla comercialización, aunque enriquecido por todas las innovaciones de la etapa anterior. Con Scary Monsters (1980), que seguía esta misma tendencia, terminó otra etapa de su carrera.

Bowie inició en ese momento su periodo de mayor éxito comercial, pero también el de más críticas adversas por parte de los especialistas, que le achacaban un empobrecimiento musical. En Let's Dance (1983) y Tonight (1984) compaginó temas herméticos con baladas que le facilitarían la colaboración con otros artistas, como Iggy Pop, Queen, Tina Turner y Mick Jagger.

Su enorme éxito se vio favorecido por sus trabajos para el cine. En 1986 compuso la banda sonora de Dentro del Laberinto, filme dirigido por Jim Henson y producido por George Lucas, donde además interpretaba uno de los papeles protagonistas. Ya atesoraba una extensa trayectoria como actor en otros filmes anteriores, como The Man Who Fell To Earth (1976, de Nicolas Roeg), Gigoló (1979, de David Hemmings), El ansia (1983, de Tony Scott), Feliz Navidad, Mr. Lawrence (1983, de Nagisa Oshima) o Cuando llega la noche (1985, de John Landis).

Su siguiente trabajo fue Never Let Me Down (1987). Tras un periodo (1989-91) en el que trabajó con la banda Tin Machine, Bowie retomó su carrera en solitario con Black Tie White Nose (1993). Casado con la modelo Iman, comenzaba una nueva y fructífera etapa musical. Con Outline (1995), Bowie volvió a transformarse (esta vez adoptaría la identidad de un detective en una urbe futurista) y recobró, con sonoridades de su época con Eno, su preeminencia en la vanguardia del rock. Earthling (1997), Hours (1999), Heathen (2002), Reality y Club Bowie (2003) son sus trabajos más recientes. Una grave operación de corazón le obligó a cancelar su gira europea de 2004, aunque consiguió recuperarse de la misma.




Síguenos en Facebook.

Dale a me gusta y no te pierdas las biografías y curiosidades diarias que se publican en esCuriosity. ¡Muchas gracias!

Ayúdanos a seguir curioseando.

Con vuestros donativos podremos seguir compartiendo biografías y curiosidades. ¡Muchas gracias!


Otras Biografías