"Al afecto se debe el noventa por ciento de toda felicidad sólida y duradera."



Infancia

Clive Staples Lewis nació en Belfast, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda, el 29 de noviembre de 1898. Su padre fue Albert James Lewis (1863-1929), un abogado cuyo padre (y también abuelo de C. S. Lewis), Richard, había ido a Irlanda desde Gales durante la mitad del siglo XIX. Su madre fue Florence (Flora) Augusta Lewis (1862-1908), quien estando soltera se apellidaba Hamilton, y era hija de un sacerdote (anglicano) de la Iglesia de Irlanda. Tuvo un hermano mayor, Warren Hamilton Lewis (Warnie).

A la edad de cuatro años, al poco tiempo después de que su perro Jacksie muriera atropellado por un automóvil, Lewis anunció que su nombre sería Jacksie. Al principio respondería sólo a ese nombre, pero después aceptó que lo llamaran Jack, nombre por el cual fue conocido entre sus amigos y su familia para el resto de su vida. Cuando tenía siete, su familia se mudó a "Little Lea", la casa que el mayor Sr. Lewis construyó para la Sra. Lewis, en el área de Strandtown, al este de Belfast.

En un comienzo la enseñanza de Lewis fue a través de tutores privados antes de ser enviado al Wynyard School en Watford, Hertfordshire, en 1908, justo antes de que su madre falleciera debido a un cáncer. Su hermano asistía desde hacía tres años a ese colegio. El colegio se vio forzado a cerrar sus puertas poco tiempo después, debido a que tenía pocos alumnos, tras de lo cual el rector Robert "Oldie" Capron fue forzado a ingresar a una clínica psiquiátrica. Lewis cuenta en su autobiografía que después le pondría el sobrenombre de "Belsen". El biógrafo Alan Jacobs ha especulado que la atmósfera de Wynyard traumatizó profundamente a Lewis y fue responsable de que desarrollara "fantasías ligeramente sadomasoquistas".4 Después de que Wynyard cerrara, Lewis asistió al Campbell College, al este de Belfast, como a una milla de su casa. Pero después de pocos meses dejó de asistir, debido a problemas respiratorios. Como resultado de su enfermedad, Lewis fue enviado al pueblo de Malvern, Worcestershire, que tenía un clima más saludable, donde asistió al colegio preparatorio Cherbourg House (llamado "Chartres" en la autobiografía de Lewis).

En septiembre de 1913, Lewis se matriculó en el Malvern College, donde permanecería hasta junio del año siguiente. Fue en esta época cuando el joven Lewis de 15 años de edad abandonó la fe cristiana de su niñez, y se convirtió en un ateo interesado por la mitología y el ocultismo.5 Posteriormente describía a "Wyvern" (como llamaba al colegio en su autobiografía) como un lugar demasiado concentrado en incrementar el propio estatus social de uno mismo, lo que le hizo ver las relaciones homosexuales entre pupilos jóvenes y viejos como "el único oasis (aunque solamente verde por la marihuana y húmedo por las aguas fétidas) en el candente desierto de la ambición competitiva. […] Una perversión era lo único que podía quedar por la que una cosa espontánea e incalculada creciera" (Lewis 1966, p. 107). Tras dejar Malvern se mudó a estudiar de forma privada con William T. Kirkpatrick, el antiguo tutor de su padre y ex rector del Lurgan College.

Desde pequeño, Lewis tuvo una fascinación con el antropomorfismo animal, enamorándose de las historias de Beatrix Potter y, a menudo, escribiendo e ilustrando sus propias historias de animales. Él y su hermano Warnie crearon el mundo de Boxen, habitado y gobernado por animales. Lewis amaba leer, y la casa de su padre estaba llena de libros. Solía pensar que encontrar un libro que no hubiera leído eran tan fácil como "encontrar una aguja en un pajar."


Oxford

En 1917 comienza sus estudios en la Universidad de Oxford, donde desde 1925 ejerce como profesor de lengua y literatura inglesa. Al año siguiente conoce a J. R. R. Tolkien, con quien funda en 1939, junto a Charles Williams y Owen Barfield, el Club de los Inklings para discutir sobre literatura y filosofía.

Siendo un agnóstico declarado en su autobiografía, afirmaría que fueron dos autores quienes lo movieron en un principio a acercarse al cristianismo: el escocés George MacDonald, y el inglés G. K. Chesterton con su libro El hombre eterno. A su vez afirmaría en la mencionada Autobiografía que siendo joven, mientras vivía en Belfast, le habían aconsejado que no se acercara a los papistas, y cuando ingresó en la Universidad, le aconsejaron que no se acercara a los filólogos. Pero en una oportunidad, Lewis dijo que J. R. R. Tolkien "era ambas cosas".

Con Tolkien, Lewis trabó una duradera amistad que se vio interrumpida pero nunca rota. Lewis fue un gran apoyo para Tolkien en cuanto a la creación de su Tierra Media, ya que era Lewis quien oía sin parar a Tolkien recitándole su novela, al igual que hacían con otras obras, tales como la Iliada y la Odisea de Homero o la Divina Comedia de Dante; y así, Lewis alentó siempre a J.R.R. a que terminara su obra.

Las obras más famosas de C.S Lewis son:

-La Trilogía Cósmica, formada por las novelas de ciencia-ficción: Más allá del Planeta Silencioso, Perelandra, y Esa horrible fortaleza;

-Las crónicas de Narnia, una colección de siete novelas de fantasía formadas por El león, la bruja y el armario, El príncipe Caspian, La travesía del Viajero del Alba, La silla de plata, El caballo y el muchacho, El sobrino del mago, y La última batalla.

Muchas de las ideas de la Trilogía Cósmica, en particular su oposición a la deshumanización tal como se la retrataba en el tercer libro, se presentan de manera más formal en La abolición del hombre (The Abolition of Man), basado en una serie de conferencias a cargo de Lewis en la Universidad de Durham en 1943. Se trataba de un libro que, en el decir del propio Lewis, era su favorito dentro de su propia producción aunque reconocía que en general había sido ignorado por el público.

En la mayoría de sus novelas de ficción incluía numerosos elementos religiosos, y también escribió varias obras de tema cristiano.


Matrimonio con Joy Gresham

Joy Gresham, cuyo nombre de soltera era Helen Joy Davidman, provenía de una familia judía. Atea y comunista, se había casado a los veintisiete años con Bill Gresham. Tuvieron sus dos hijos en rápida sucesión —David, nacido en 1944, y Douglas en 1945— pero no todo andaba bien en el matrimonio. Bill Gresham era un alcohólico y un mujeriego compulsivo. Devastada al descubrir una nueva infidelidad de su esposo a escasos seis meses del nacimiento de Douglas, Joy tuvo una experiencia religiosa en 1946.

"Todas mis defensas —las murallas de arrogancia, certidumbre y egoísmo que habían ocultado a Dios— se derrumbaron... y entró Dios"

Al principio, Bill Gresham acompañó esa nueva etapa religiosa en la vida de su esposa, pero pronto declaró que no era cristiano y que probablemente nunca lo sería.11 Además, admitió que le había sido infiel una vez más. En febrero de 1951, Joy puso fin a la relación física con Bill Gresham, al tiempo que florecía la correspondencia con C. S. Lewis, iniciada en enero de 1950.11 Joy y Lewis nunca se habían visto en persona. Mantenían hasta entonces una fluida relación epistolar, inspirada por la obra literaria y los libros sobre cristianismo de Lewis, por los cuales Joy se sentía fuertemente atraída.


Magdalen College, Oxford.

The Kilns, la casa de C. S. Lewis en Oxford.
Joy se trasladó de su nativa Nueva York a Inglaterra en septiembre de 1952, y allí conoció personalmente a Lewis. Regresó a Londres donde se alojaba, pero semanas más tarde, Lewis la invitó a un almuerzo en el Magdalen College, Universidad de Oxford.

No fue hasta que le fue rehusada a Joy su residencia en Inglaterra a comienzos de 1956 que Lewis decidió casarse con ella para que pudiera permanecer en el país. La ceremonia civil que unió a Joy y Lewis, acordada íntimamente en principio como un «matrimonio por conveniencia», se celebró el 23 de abril de 1956, y se mantuvo en secreto.

Todo el verano, Joy experimentó dolores en una pierna, pero los médicos diagnosticaban reumatismo. En octubre, Joy sufrió la quebradura de uno de sus huesos, resultante de la enfermedad que en verdad padecía: cáncer óseo. En una carta redactada en noviembre a un destinatario en Estados Unidos, Lewis escribió: «Puedo ser pronto, en rápida sucesión, un novio y un viudo» (I may be soon, in rapid succession, a bridegroom and a widower).

En diciembre, Lewis decidió revelar su casamiento del mes de abril, y sin dar ningún tipo de explicación adicional, anunció en el ejemplar del periódico The Times publicado en Nochebuena:

"Tuvo lugar el matrimonio entre el profesor C. S. Lewis, del Magdalen College, Oxford, y la señora Joy Gresham, actualmente paciente en el Hospital Churchill, Oxford."

Los lectores asumieron por supuesto que la boda había tenido lugar en diciembre. Ella tenía entonces 40 años, y él 57. Ambos habían sostenido en sus escritos que los cristianos divorciados no habrían de casarse de nuevo mientras su primer cónyuge estuviera vivo, y Bill Gresham no había muerto. Pero antes de su matrimonio con Joy, Bill se había casado una vez, y además ellos no eran cristianos cuando contrajeron nupcias. Lewis concluyó que eso invalidaba el primer matrimonio de Joy a los ojos de la Iglesia y hacía posible su casamiento con Joy en una celebración cristiana.12 Pero Harry Carpenter, obispo de Oxford, rehusó la petición de Lewis. Según el hijo de Carpenter, su padre no se oponía a ese matrimonio en sí, pero sentía que si lo aprobaba para un hombre tan famoso, resultaría asediado por una multitud de peticiones similares.

Por entonces, Lewis supo que a uno de sus antiguos estudiantes, el padre Peter Bide, se le acreditaba a veces respuestas milagrosas a sus plegarias de sanación. Los médicos ya no daban esperanzas a Joy, y a lo sumo tratarían de aliviar sus sufrimientos antes de morir. Lewis le pidió entonces a Peter Bide que viniera a Oxford, impusiera sus manos a Joy y orara por su salud. Cuando Bide llegó, surgió el tema del matrimonio. Bide escuchó con atención el razonamiento de Lewis y lo consideró sólido por lo que, sin permiso del obispo local, ofició la celebración matrimonial que tuvo lugar el 21 de marzo de 1957, al lado de la cama de hospital de la paciente.

El amor que se prodigaban Lewis y Joy era por entonces evidente. Lewis declaró que él tenía a sus sesentas la alegría que la mayoría de los hombres tienen a sus veintes, en tanto que Joy escribía a sus amigas que él era un gran amante.12 Ambos fueron de luna de miel a Irlanda. Con todo, la relación de Lewis y Joy resultó en desilusión para su amigo J. R. R. Tolkien quien, católico, no apreciaba a Joy y no aprobaba aquel matrimonio.

Joy logró reponerse por algún tiempo. Aunque Lewis no hablaba de ello, consideraba el mejoramiento de Joy como un milagro. Ella se repuso marcadamente en 1957, y disfrutaron de un año sin que el mal se interpusiera en su felicidad.12 Pero el cáncer retornó de forma agresiva hacia fines de 1959. Viajaron a Grecia el 3 de abril de 1960, pero regresaron el día 14. Joy sucumbió a la enfermedad el 13 de julio de 1960. Lewis escribió sobre ello en su libro titulado Una pena en observación.


Fallecimiento

C. S. Lewis falleció en Oxford el 22 de noviembre de 1963, a los 65 años de edad.


Síguenos en Facebook.

Dale a me gusta y no te pierdas las biografías y curiosidades diarias que se publican en esCuriosity. ¡Muchas gracias!

Ayúdanos a seguir curioseando.

Con vuestros donativos podremos seguir compartiendo biografías y curiosidades. ¡Muchas gracias!


Otras Biografías