"No estoy tratando de que nadie tronco ... Es la belleza de la lengua que me interese"




Charles Hardin Holley nació el 7 de septiembre de 1936 en Lubbock, Texas, Estados Unidos. Fue uno de los cuatro hijos del matrimonio de Lawrence y Ella. La familia Holley se había mudado hacia Lubbock para conseguir trabajo en la industria algodonera. El padre de la familia tuvo varios trabajos, carpintero, cocinero y sastre. A principios de la década de 1950 fundó una pequeña empresa constructora con capital ahorrado. En esa empresa familiar trabajaron sus cuatro hijos. La familia Holley tenía una gran devoción por interpretar y escuchar música, sobre todo por géneros como el blues, folk y country.

El pequeño Charles aprendió a muy temprana edad a tocar violín, banjo, mandolina, piano y guitarra. Su habilidad vocal se desarrolló gracias a una competencia de canto, todo esto ocurría cuando solo tenía cinco años. Precisamente a esa edad, pisó por primera vez un escenario, cantando junto a sus hermanos Larry y Travis (de dieciséis y catorce años respectivamente), la canción "Down the River of Memories", en este concurso los hermanos ganaron cinco dólares.

Su familia siempre lo llamaba Buddy, y de allí surgió su nombre artístico.

Cuando Holly empezó a asistir al instituto educativo J.T. Hutchinson Junior High School, entablo amistad con Bob Montgomery. Ellos tenían en común géneros como el country y el blues, se desvelaron por varias noches para escuchar emisoras que trasmitían canciones de los géneros que les gustaba. En 1953 Holly y Montgomery comenzaron a tocar en las fiestas de los institutos.

Sus primeras grabaciones

El primer registro conocido de Holly, se produjo en 1949 y fue una versión de la canción "My Two Timin' Woman" en un grabador de alambre, prestado por un amigo que trabajaba en una tienda de música.

Tres años más tarde, Holly junto a Bob Montgomery registraron las canciones "I'll Just Pretend" y "Take These Shackles from my Heart", otra vez en la misma casa y en un grabador de alambre, pero esta vez con Montgomery en la mandolina. Más tarde estas grabaciones se pasaron a discos de acetato. La primera grabación de Holly, sumada a estas dos y otros registros más, se pueden escuchar en el primer disco del box set Not Fade Away: The Complete Studio Recordings and More.


Tocando para la KDAV de Lubbock

Empezó a tocar junto a Jack Neal en septiembre 1953, en la radio KDAV en Lubbock, ciudad natal de Holly. El disc jockey Hipockets Duncan ofrecía a los músicos locales tocar para la radio en vivo.9 Así durante el The Sunday Party el dúo Buddy y Jack interpretaron sus grabaciones "I Saw the Moon cry Last Night" y "I Heard the Lord Callin' for me", más tarde estas grabaciones se registraron en discos de acetato en noviembre de 1953, en aquellas grabaciones Neal canta y toca la guitarra y Holly toca la guitarra rítmica.10 Duncan les sugirió que buscasen un bajista, en dicha búsqueda contactaron a Larry Welborn.1 Al poco tiempo, en 1954 Jack Neal se casa y es reemplazado por Bob Montgomery, formándose así el dúo de Buddy y Bob. Durante los años subsecuentes Buddy estuvo en distintas bandas, además de llevar a cabo conciertos para escuelas, fiestas de adolescentes, eventos de la iglesia, y transmisiones en vivo para publicidades de la KDAV.

Por 1954 Buddy Holly, Bob Montgomery y Larry Trio visitaron el estudio Nesman Recording Studios en Wichita Falls. Entre 1954 y 1955 volvieron a grabar, pero esta vez la formación estuvo integrada por: Holly, Montgomery, Trio, Allison, Don Guess y Sonny Curtis. Realizaron cinco sesiones en ese mismo estudio de Wichita Falls, grabando las canciones "I Gambled my Heart", "Flower of my Heart", "Soft Place in my Heart", "Door to my Heart" y "Gotta Get You Near me Blues". El 7 de junio de 1955, volvió al estudio, pero solamente con Montgomery y Trio, grabaron "You and I Are Through" (posiblemente haya sido registrada con la intención de incluirla en el lado B de algún sencillo), y "Down the Line", esta última canción fue la primera composición entre Norman Petty, Holly y Montgomery. En julio grabaron "Baby Let's Play House", también gestaron una nueva versión de "Down the Line". Luego volvieron al estudio para grabar las canciones de Curtis, "I Gambled My Heart", "I'll Miss My Heart", "This Bottle" y una canción de Don Guess "Queen of the Ballroom". Las últimas dos canciones permanecen inéditas. Recién en 2008 "Queen of the Ballroom" apareció en Not Fade Away: The Complete Studio Recordings and More.

En un principio el interés de Holly y Montgomery se dirigió hacia la música country, pero este interés cambió cuando vieron actuar por primera vez a Elvis Presley en su ciudad en 1955. Cuando terminó el show, Holly se dirigió directo al camerino de Presley y se hizo amigo de él. Gracias a esta amistad, Presley invitó al dúo para que fuesen sus músicos teloneros. Y así Buddy Holly y Bob Montgomery telonearon a Presley el 13 de febrero en el Fair Park Coliseum en Lubbock. Actuaron en un espectáculo en el mismo sitio el 14 de octubre, Holly toco con Bob Montgomery y Larry Welborn para Bill Haley y Jimmy Snow. El 15 de octubre volvieron a tocar para Presley, en esta oportunidad en el Fair Park Coliseum. Holly, Montgomery y Welborn fueron las cabezas de cartel para Marty Robbins en la Fair Park Coliseum. Más tarde también habían tocado para Carl Perkins y Johnny Cash.


El sencillo número uno y el éxito

Después de las malas ventas de los sencillos "Blue Days, Black Nights" y "Modern Don Juan", el 27 de mayo de 1957 Brunswick Records (sello subsidiario de Decca), lanzó el sencillo "That'll Be The Day", en donde se acreditó a The Crickets para que Holly no tuviese problemas por el contrato preexistente con Decca. Sin embargo este episodio le traería problemas legales. En ese momento se incorporó en la banda Joe Moulding para tocar el contrabajo en reemplazo de Larry Welborn. El sencillo fue muy exitoso, llegó al número uno tanto en Estados Unidos y como en Reino Unido, ganado fama en ese país, además en Cashbox llegó al puesto número tres, y se mantuvo por veinte semanas. Unos meses más tarde, el grupo fue a tocar esta canción junto con "Peggy Sue" en el popular The Ed Sullivan Show, el 1 de diciembre de ese mismo año. Gracias a los contactos de Petty, Coral Records (empresa filial de Decca), contrató a Buddy Holly & The Crickets. La canción "That'll Be The Day" propulsó definitivamente a Holly y a su banda al éxito.


Más tarde se publicaron los sencillos "Peggy Sue"/"Everyday" y "Oh Boy!"/"Not Fade Away", los sencillos tuvieron su éxito, llegando a los puestos n.º 3 y n.º 10 respectivamente, pero en el Reino Unido "Oh Boy!" tuvo una mejor recepción, llegando al puesto n.º 3. Buddy Holly logró acortar la división racial que había en el rock and roll, mientras Elvis hacía que la música negra fuera más aceptable para el público blanco, Holly llamaba la atención del público negro, llegó a persuadir a una audiencia negra cuando él junto a The Crickets tocaron en el Teatro Apollo, Nueva York, del 16 a 22 de agosto de 1956.

La banda se embarcó en numerosas giras durante las cuales, gracias a su simpatía, a su extrovertido carácter tejano y también gracias a los nuevos sencillos "Words of Love", "Maybe Baby", "Not Fade away", "Peggy Sue", "Everyday", "Rave on", "It's So Easy" y "Oh Boy", trabaron amistad con muchos de sus colegas más significativos, como Chuck Berry con quién solía jugar a las cartas, Little Richard que apreciaba la sensibilidad y genio del joven tejano, Eddie Cochran al que Buddy admiraba por su talento como guitarrista. Pero de todas las estrellas con las que tuvo amistad, The Everly Brothers fueron quienes se transformaron en sus mejores amigos.


Carrera en solitario

La casa discográfica Coral Records publicó el primer álbum en solitario del artista en el otoño de 1958, además de ser el segundo de su carrera, llamado Buddy Holly, también había sido publicado otro álbum junto con The Crickets, The "Chirping" Crickets, ya que Buddy había firmado con The Crickets y como solista también. En agosto de ese mismo año, Buddy se casó con la puertorriqueña María Elena Santiago, poco a poco se fue distanciando de sus compañeros y de Norman Petty. A finales de año se separó definitivamente de The Crickets. Se mudó a Nueva York, en donde le preguntó a Dick Jacobs si podía escribir música para cantarla junto a la orquesta, a lo que Jacobs respondió positivamente. Rápidamente Holly escribió música y junto a la orquesta, grabaron en el Pythian Temple Studio los temas "True Love Ways", "Moondreams", "Raining in my Heart" y "It Doesn't Matter Anymore", esta última la grabó en una sola toma. En la sesión se encontraban Peggy Sue y Paul Anka. Se editó el sencillo "It Doesn't Matter Anymore"/"Raining in my Heart", el cual proveyó de un nuevo número uno en el Reino Unido.


Fin de su carrera

Para finales de 1958 Buddy Holly se encontraba con problemas económicos, y ya separado de The Crickets, decidió unirse a la gira Winter Dance Party, que consistía en una serie de conciertos alrededor de veinticuatro ciudades, durante sólo tres semanas, junto a Ritchie Valens, Dion and the Belmonts y The Big Bopper. Los músicos se encontraban acompañados por el grupo Waylon Jennings, el guitarrista Tommy Allsup y Carl Bunch en la batería.

Tras actuar en Clear Lake, Iowa, Holly con cansancio acumulado, decidió alquilar una avioneta ya que la calefacción del autobús se había roto y hacía mucho frío ese día (unos -30ºc), y además para tener más tiempo para dormir. Pero ni las bajas temperaturas, ni la calefacción estropeada del autobús, fueron las causantes de su muerte. Sí lo fue el joven e inexperto piloto que pilotaba la avioneta, Roger Peterson. Su avión tenía la capacidad para tres pasajeros (cuatro contando el piloto), que tenían que pagar 36 dólares para el viaje. Entonces una vez finalizado el concierto, la avioneta despegó de Clear Lake, a la una de la madrugada, dos horas y media más tarde, se denunció la desaparición del avión. En ese avión, Holly estaba acompañado por Ritchie Valens y The Big Bopper. En esa misma mañana del 3 de febrero de 1959, se encontró en un campo de maíz un avión totalmente destrozado, alrededor de ese avión se encontraron los tres cuerpos de los músicos, habían salido despedidos por la gran colisión del avión contra el suelo del campo muriendo instantáneamente, en la cabina se encontró el cadáver del piloto, él no había sido despedido por el avión.

Así terminaba la carrera de Buddy Holly, quién más tarde se convertiría en uno de los músicos más influyentes de la historia del rock.


Repercusión de su fallecimiento

La muerte de Holly, Ritchie Valens y Big Bopper -tragedia conocida como El día que murió la música- causó un gran impacto en su época. Las dramáticas fotografías del accidente dieron la vuelta al mundo, Elvis Presley envió un telegrama de condolencia desde Alemania, a su entierro acudieron numerosos artistas y disc jockeys del momento. Su féretro fue llevado por sus antiguos compañeros de The Crickets y por Phil y Don Everly, además Eddie Cochran grabó una versión de la canción "Three stars" en honor de sus camaradas muertos. La prematura muerte significó el último gran golpe que recibió el rock and roll.


Síguenos en Facebook.

Dale a me gusta y no te pierdas las biografías y curiosidades diarias que se publican en esCuriosity. ¡Muchas gracias!

Ayúdanos a seguir curioseando.

Con vuestros donativos podremos seguir compartiendo biografías y curiosidades. ¡Muchas gracias!


Otras Biografías