No te establezcas en una forma, adáptala y construye la tuya propia, y déjala crecer.


Bruce Lee fue un filósofo, innovador y pensador aplicado a su arte; estudió el pensamiento de los taoístas como Lao-Tsé y Chuang-Tsé, cursó filosofía en la Universidad de Washington.

Comenzó a practicar formalmente wing chun kung fu en su adolescencia y luego creó su propio método de combate, el Jeet Kune Do (JKD) o «el camino del puño interceptor» del cual siempre pregonaba que no se lo debía tomar como un simple «estilo» o «sistema» prefijado.

Sus películas, entrevistas y principalmente su carisma e influencia, contagiaron y extendieron el auge de la pasión de las artes marciales por todo Occidente, generando una ola de seguidores a través de todo el mundo. Su imagen perdura en el tiempo y ha quedado en la historia como la gran leyenda de las artes marciales.


Primeros años

En el año del Dragón, y en la hora del dragón ―entre las 5 y las 8 de la mañana― nace en el Hospital Jackson Street de San Francisco, el día 27 de noviembre de 1940. Su padre, Lee Hoi-chuen, estaba de gira con una obra de la ópera china cantonesa en el continente americano; de ahí que Bruce naciera en San Francisco.

Grace Ho, la madre de Bruce, de ascendencia chino-alemana,[cita requerida] puso a su niño de nombre Lee Jun Fan, que significa Protector de San Francisco, pero durante los primeros meses le llamaban el Pequeño Fénix, que en chino es un nombre femenino. Pretendían con ello confundir a los espíritus malignos que roban al primer varón cuando ha oscurecido. Fue la enfermera María Glover quien le puso su nombre en inglés, Bruce, cuya existencia él no supo hasta doce años más tarde al entrar en una escuela católica, La Salle de Hong Kong. Su madre era católica.

Su primera aparición cinematográfica, según Bruce, fue a los dos meses de edad en Tears of San Francisco (Lágrimas de San Francisco).[cita requerida] En 1946, cuando Bruce contaba únicamente con 6 años fue introducido en la industria cinematográfica de Hong Kong gracias a unos amigos de la familia. Tras una pequeña prueba el pequeño fue aceptado. La película se tituló Birth of Mankind (El nacimiento de la humanidad) y se trataba de una película melodramática que estaba de moda entonces en Hong Kong. Posteriormente Bruce rodó otras trece películas del mismo corte; en todas ellas figuró su nombre artístico, Li Shiu Loong, que significa el Pequeño Dragón. The Kid es la única película en la que trabajó con su padre, pero curiosamente no intervienen los dos en ninguna escena juntos.

Durante su niñez, o más bien su adolescencia, Bruce fue un pandillero; se dedicaba a pelearse con otras pandillas, llevaban armas, cadenas. Pero un día se preguntó qué pasaría si no tuviera el apoyo de la banda y se metiera en una pelea; entonces decidió aprender wing chun, un estilo de kung fu. Aunque su primer contacto con las artes marciales fue de la mano de su propio padre, Li Hoi Chuen, que le enseñó las bases del tai chi chuan, con el único fin de apartarle del camino de la violencia.

Bruce conocía a un chico de su edad, o poco mayor, William Cheung, que siempre andaba metido en peleas y nunca perdía. Un día Bruce le preguntó por ello y le comentó que era debido a su arte. William le propuso aprender wing chun y Bruce aceptó. El comportamiento de Bruce cuando entró por primera vez a la academia de Yip Man no fue todo lo respetuoso que debiera haber sido, sobre todo tratándose de un muchacho oriental, por lo que Yip Man decidió que bruce no estaba capacitado para aprender un arte como el wing chun, y así se lo comunicaron por medio de William Cheung. Bruce decidió volver al día siguiente con humildad y respeto, y Yip Man le dio una oportunidad.

Bruce estuvo entre tres y cuatro años aprendiendo wing chun bajo la tutela de Yip Man, aunque fue de la mano de su alumno Wong Shun Leung como aprendió. Bruce fue inscrito en el colegio inglés de San Francisco; por aquellos tiempos había torneos interescolares puesto que se trataba de colegios ingleses, donde se realizaban torneos de boxeo occidental. Bruce decidió tomar parte en uno de ellos, que se celebró en el colegio de St. George, y lo ganó utilizando las técnicas que conocía, el wing chun.


Retorno a Estados Unidos

A los dieciocho años abandonó Hong Kong para trasladarse a su país de nacimiento, Estados Unidos, y reclamar su nacionalidad. Algunas versiones dicen que el padre de Bruce se vio obligado a tomar esta decisión porque temía que finalmente su hijo se uniera a la mafia china, la Tríada. De esta forma, Bruce se embarcaba el 3 de diciembre de 1958 en el carguero Daisy May, con un billete de 3.ª clase y 100 dólares.[cita requerida]

La primera ciudad que visitó fue San Francisco, la ciudad que le vio nacer y donde debía reclamar su nacionalidad. Su padre, Li Hoi Chuen, contactó con unos familiares para que Bruce pudiera quedarse una temporada; a cambio Bruce debía trabajar. El trabajo no le gustó mucho, pues se trataba de lavar platos, por lo que lo abandonó rápidamente y comenzó a dar clases para poder subsistir. Posteriormente se trasladó a la ciudad de Seattle, en el estado de Washington, donde trabajaría en el restaurante de una vieja amiga de la familia, Ruby Chow.

Allí Bruce Lee se había instalado un saco y un muñeco de madera para poder entrenar siempre que el tiempo se lo permitía, aunque los vecinos se quejaban del ruido que hacía cuando entrenaba y tuvo que dejarlo. Como no tenía amigos, comenzó a asistir a las reuniones de una sociedad china, donde había gente que también practicaba kung fu y otros estilos del norte de China, en los que predominaba el uso de las piernas, uso que Bruce desconocía puesto que el wing chun trabaja piernas a un nivel muy bajo. La sociedad decidió dar una demostración y así Bruce pudo conocer al que sería uno de sus mejores amigos allí en Seattle, Jesse Glover.

Jesse siempre había estado interesado en las artes marciales (había hecho judo), pero cuando vio a Bruce sintió que debía entrenar con él. Bruce aceptó la propuesta de enseñarle. El primer lugar donde entrenaron fue el salón comedor del apartamento de Jesse Glover. En su primer encuentro Bruce pidió a Jesse que le mostrase todo lo que supiera de kung fu. Jesse no había entrenado nunca kung fu con un maestro; todos los conocimientos que poseía los había sacado de un libro de James Yimm Lee. Bruce le pidió que le mostrase el libro y después de pasar hojeándolo un buen rato le hizo saber que el estilo mostrado pertenecía a la familia Hung, y que él lo había practicado en alguna ocasión en Hong Kong, pues era un estilo muy conocido allí.

Más tarde, Jesse tuvo la oportunidad de viajar a California con un par de amigos. El objetivo principal de Jesse era visitar a James Y. Lee. Una vez en Oakland, fueron al domicilio de James y se presentaron diciéndole que le conocían por el libro que James había escrito. Este les invitó a pasar y enseguida comenzó a mostrarles sus conocimientos. Esta visita llegaría a ser determinante en la vida de Bruce, pues facilitó que Bruce Lee y James se conocieran.


Jun Fan Gung Fu Institute

En Seattle, Bruce aceptó a un nuevo estudiante, que se trataba de Ed Hart, compañero de habitación de Jesse Glover y esto fue la chispa para que Bruce aceptara más y más alumnos, de manera que Jesse y Ed convencieron a Bruce de que cobrase por sus clases. Al poco tiempo tuvieron que buscar un local, que pronto se les quedó pequeño. Por ese tiempo conoció a Taky Kimura, que llegó a ser el primer instructor asistente de Bruce en el Jun Fan Gung Fu Institute, nombre con el que bautizó a su kwoon. Por tanto, el nombre del instituto era alusivo al sistema de combate que para el momento era impartido por Bruce Lee, el jun fan gung fu, es decir, el kung fu de Bruce Lee; esto, ya que, gung fu es una frase sinónima de kung fu, mientras que, la frase jun fan se refiere al nombre chino de Bruce Lee.

Allan Joe, alumno de James Y. Lee, fue a visitar a Bruce. Corría el año 1962, y Bruce estaba estudiando filosofía en la Universidad de Seattle. Bruce invitó a Joe a ver algunas de las técnicas de wing chun en el muñeco de madera que tenía en el patio trasero del restaurante de Ruby Chow. Allan Joe quedó impresionado y pensó que a James Lee le ocurriría otro tanto si lo viera. Tras esto, James llamó desde Oakland a Bruce preguntándole si podía hacerle una visita para enseñarle algo de su kung fu; aceptó, al considerarlo una buena oportunidad para extender sus enseñanzas. a la semana siguiente marchó para Oakland, alojándose en casa de James.

Allí tuvo ocasión de conocer a Wally Jay con quien pudo intercambiar conocimientos y aprender algo sobre las técnicas de agarre. James tenía su garaje repleto de mecanismos para entrenar inventados por él. Allí estuvieron practicando y Bruce le dio algunas sugerencias sobre cómo mejorar estos aparatos. En un viaje posterior Bruce conoció a otros dos artistas marciales, que con el tiempo serían los más famosos de Estados Unidos, Ralph Castro y Ed Parker, con quienes compartió conocimientos y de quienes se ganó el respeto. Este encuentro también fue vital en la vida y futuro de Lee, pues fue Ed Parker quien le abrió las puertas hacia Hollywood.

Bruce siguió viajando repetidas veces a Oakland, a enseñar wing chun a James Lee, e incluso pasaba allí sus vacaciones entrenando con James. El grupo de Seattle seguía creciendo y Taky Kimura fue tomando mayor responsabilidad, no en vano era el asistente instructor de Bruce Lee. Ante el éxito, pensó en ampliar los horizontes de su enseñanza y soñaba con una cadena de gimnasios esparcida por toda el área de California, así que propuso a James ser el instructor jefe del Jun Fan Gung Fu Institute, en Oakland.

James compartía con un alumno suyo, Al Novak, una academia llamada Hayward California, y pensó en transformarla en un Jun Fan Gung Fu Institute, convencido de que su alumno compartiría los planes de conversión. Por aquella época James pensaba en publicarle un libro a Bruce. Cuando las pruebas estuvieron listas le llamó para que fuera a Oakland a revisarlas y en esta ocasión Bruce acudió acompañado de Taky Kimura. Los tres estuvieron entrenando en el garaje de James y Bruce se sorprendió de que James se adaptara tan bien a los movimientos del Chi Sao. Compensando las acciones de Taky con fuerza, James había desarrollado su cuerpo gracias al culturismo, incluso había entrenado con Steve Reeves, el famoso culturista Mr. Universo que tantas películas protagonizara como Hércules. James se había basado siempre en la fuerza para ser efectivo y le costaba adaptarse a los nuevos conceptos de suavidad.

El libro finalmente estuvo preparado poco antes de que Bruce regresara a Hong Kong a visitar a su familia y se tituló Chinese Gung Fu, The Philosophical Art of Self Defense. Una vez en Hong Kong, Bruce aprovechó para visitar a su maestro, Yip Man. Pasaron muchas horas tomando té, en las que Yip Man informaba a Bruce sobre materias que desconocía, como historia de arte, etc. Bruce pensaba que Yip era ya muy viejo para defenderse, pero durante esta estancia en Hong Kong se dio cuenta de que todavía estaba en forma a pesar de su edad, sobre todo después de haber practicado Chi Sao con él. Allí en la escuela de Yip Man también pudo ver a otros compañeros suyos, como William Cheung, que estaba de vacaciones pues vivía en Australia desde los 18 años. Bruce pasó cinco semanas en Hong Kong, tras las cuales regresó a Seattle para continuar con sus enseñanzas.

Al regresar a Seattle le esperaba una carta de reclutamiento y empezó a temer por su futuro si tenía que ir al ejército. Pidió consejo a James para evitar ir a filas, aunque parecía muy difícil puesto que personas ágiles y fuertes es precisamente lo que demanda el Ejército. Bruce acudió al examen médico en el Centro de Reclutamiento, y para su sorpresa fue declarado no apto para el servicio militar por tener el arco del pie demasiado pronunciado, un defecto congénito y ser corto de vista.


Oakland

En Seattle, conoció a una chica llamada Linda Emery durante el transcurso de una de sus clases, a la que había sido invitada por uno de sus amigos y finalmente se enamoró de ella. Pensó que Seattle no le ofrecía las posibilidades que le podría ofrecer California y decidió trasladarse allí. Ello significaba que tendría que pedir a Linda que se casase con él, o que lo olvidara para siempre. Linda aceptó, se casaron y ese mismo día partieron hacia Oakland.

Bruce y Linda vivieron en el domicilio de James Lee y su esposa, Bruce no tenía dinero para alquilar un apartamento, y hasta que pusieran en funcionamiento el gimnasio no tenía la posibilidad de mantener a su recién estrenada familia, con lo que dependían económicamente de James, que estaba encantado de tenerles en su casa. Consiguieron un local cuyo alquiler no era muy excesivo, para abrir su Kwoon, y se dispusieron a arreglarlo para comenzar cuanto antes con la escuela. No tardaron en llegar los primeros alumnos.

Poco tiempo después, le fue detectado un cáncer a Katherine, la esposa de James Lee, del que moriría más tarde. Bruce intentaba que James no se sintiese deprimido, intentó animarle poniéndole un sistema de entrenamiento duro que no le permitiese estar pensando continuamente.


Bruce Lee: Los desafíos reales

Lee recibió muchos desafíos durante su vida pero solo aceptó algunos de ellos que fueron relatados posteriormente:

Durante sus estudios secundarios en la escuela técnica Tomas Edison, un compañero de estudios japonés de Bruce Lee llamado «Yoichi», quien era en ese momento cinturón negro de Karate, solía molestarlo con gestos y miradas y luego desafiándolo abiertamente en público dondequiera que este realizara demostraciones de Kung Fu.

Acorde a lo que Taky Kimura ha relatado en una entrevista realizada por Paul Bax (The Seattle Years:The Taky Kimura Interview):

"«Ambos iban al mismo colegio en Seattle. Y siempre que Bruce hiciera una demostración este tipo lo tomaba a personal (...) en exhibiciones él se levantaba y desafiaba a Bruce abiertamente en el escenario. Finalmente llegó el punto donde Bruce tuvo que decirle que si seguía así tendrían que arreglar esta situación. Por supuesto, el karateka estaba listo y Bruce le dijo "Te lo diré directamente, me estás desafiando, ¿cierto?", el karateka japonés (que luego sería el sensei Yoichi Nakachi) respondió "Sí, te estoy desafiando".
Entonces decidieron ir a un campo de balonmano local y encerrarse allí. "Cuando comenzaron, el karateka abrió el combate con una patada que Bruce bloqueó y luego lo golpeó con puños directos a través de todo el predio. Cuando dio contra la pared y estaba cayendo, Bruce lo patea.
Todo terminó en once segundos.
Después de eso, este tipo quiso hacerse miembro de nuestra clase. Quería hacerse discípulo de Bruce. Para mostrarte qué clase de tipo era Bruce, él lo dejó ir a nuestra clase por un período, después de lo cual el karateka, no se sabe bien por qué, seguramente por la humillación que implicaba, no volvió a aparecer» (The Seattle Years:The Taky Kimura Interview).
El relato de este combate también se encuentra hecho por Jesse Glover, el primer estudiante de Bruce Lee, quien hizo de árbitro de este encuentro, relatado en el libro «Bruce Lee between wing chun and Jeet Kune Do» de 1976, donde, según relata Glover, "el karateka ya en el suelo, tras recibir la patada que le desfigurara el rostro preguntó preocupado por cuánto había durado en el combate y Ed Hart, su compañero también presente y encargado de controlar el tiempo, más piadoso, le duplicó y le dijo «22 segundos»".

En 1964, a los 24 años de edad Bruce Lee se vio retado oficialmente a un desafío frente a la comunidad tradicional china la cual, según se relata, no estaba de acuerdo con que Bruce enseñara Kung fu a estudiantes que no fueran chinos.

Según comentó oficialmente su viuda, Linda Emery (Documental Bruce Lee: A warrior's Journey) la comunidad china retó a Lee a un combate cuyo resultado decidiría si Bruce podía seguir enseñando a extranjeros. Entonces se fijó una fecha para el combate (la fecha fue en diciembre de 1964) el cual tendría lugar en la sala donde el pequeño dragón daba sus clases. Llegada la fecha la comunidad del barrio chino trajo a un reconocido exponente de Kung Fu de San Francisco en aquel entonces (Luego sería el gran maestro de artes marciales chinas Wong Jack Man) entrenado en el estilo Shaolin norteño, el cual posee un más amplio repertorio de técnicas de patadas que el wing chun utilizado por Bruce Lee.

El luchador en representación de la comunidad tradicional china de San Francisco pretendió poner ciertas reglas al combate, como no pegar en los genitales ni en los ojos, pero Lee le indicó que las condiciones las ponía él, quien era el retado, y el combate se desarrollaría sin regla alguna.

Hay varias versiones de este encuentro. Según Linda Emery, quien relata en el libro que escribió sobre la vida de su esposo (Bruce Lee: The man only I knew) y en concordancia a lo que declaró el propio Bruce Lee en una entrevista radial, el luchador chino luego de un intercambio de golpes, comenzó a dar vueltas en círculo por el gimnasio tras lo cual Bruce lo alcanza, lo derriba al piso dándole golpes de puños en la cabeza, y manteniéndolo allí con una técnica de inmovilización le pregunta, tres veces, en idioma cantonés: «¿Es suficiente?» ante lo cual aquel responde «es suficiente».

Otras explicaciones dicen que el desafiante comenzó atacando y Lee respondió con tres puños rectos, aunque solo el primero impactó claramente en su mandíbula, este se puso a una distancia a la que no pudiera llegar Bruce Lee con sus cortos desplazamientos, un golpe por parte de aquél alcanzó a Bruce en la parte izquierda de su mandíbula, esto lo hizo reaccionar que se lanzó tras su enemigo que parecía huir. Bruce Lee lo persigue a través de toda la sala, golpeándole en la espalda y en la cabeza (producto de esto él relata en la mencionada entrevista radial que se le habían hinchado los puños, comenzando así a darse cuenta de las limitaciones del wing chun). El hombre intentaba no darle la cara, giraba para darle la espalda, pero finalmente le acorraló y este se rindió.

Posteriormente Bruce se dio cuenta de que la pelea había durado más de lo que pensaba y que estaba exhausto, por lo que decidió mejorar su condición física para tener mayor resistencia. Por otra parte decidió modificar el estilo para que funcionara mejor contra golpes circulares y poseer una amplia gama de desplazamientos rápidos. También empezó a entrenar sus puños con bolsas de arena dura y piedras. A medida que iba haciendo modificaciones en el estilo comenzó a desvincularse del Kung Fu y a llamar al nuevo estilo Jun Fan Gung fu (el Kung Fu de Bruce Lee) que tres años más tarde lo rotularía como Jeet Kune Do, más modificado aún.


1973, Rodaje de «Operación Dragon»

Durante el rodaje de Operación Dragon (Enter The Dragon), la última película que filmó Bruce Lee finalizada solo semanas antes de su muerte, tanto Fred Weintraub (productor), Bob Wall (co-protagonista) y Bolo Yeung (co-protagonista) han relatado públicamente los constantes desafíos a Bruce Lee detrás de cámaras por parte de los extras contratados para la película, muchos de los cuales eran artistas marciales miembros de las tríadas chinas. Bruce por lo general trataba de ignorarlos en su mayoría pero en algunas ocasiones le era difícil.

Bob Wall, co-protagonista de la película, relata un reto que presenció (The Curse of the Dragon, 1973) el cual Bruce Lee a pesar de la pérdida de tiempo de trabajo que implicaba lo aceptó:

«El hombre se presentó de un salto y era mucho más grande que Bruce, y definitivamente quería hacerle daño, pero comenzó la pelea y Bruce empezó a golpearlo, a hacerle llaves en los pies, llaves en las manos, jugaba con él. Bruce no era malo pero sí le demostró quién mandaba. El jefe Bruce era un excelente luchador callejero... y luego terminaba y decía "adelante, vamos a trabajar" (...), en este combate con el extra quedó documentado " Bruce Lee literalmente barrió el suelo con él"» (The curse of the dragon, 1973).
En un relato que hace Bolo Yeung (co-protagonista de esta película) en La vida de Bruce Lee cuenta que un extra durante la filmación de esta película, mientras Bruce Lee enseñaba las coreografías a sus colegas, aquel le hacía comentarios indirectos y ofensivos a este detrás de cámaras, haciéndole entender que su estilo de lucha no era real. Ante esto Yeung relata en cantonés:

«Cuando filmábamos Operación Dragón, un doble desafió a Li Siu Lung ("El pequeño dragón" en chino), quería probar el Jeet Kune Do, y Bruce le dice 'de acuerdo, ven, baja entonces'. Se movieron un poco, hasta que recibió una patada de Bruce Lee. Eso fue suficiente. Y todo terminó... muy rápido».
El productor de Operación Dragón, Fred Weintraub, quien estuvo constantemente con Bruce Lee durante la filmación también relata en Bruce Lee, La maldición del dragón,1993 sobre desafíos que hubo durante el rodaje:

«Yo estaba preocupado de que alguien saliera lastimado porque había desafíos todos los días(...), ellos tenían un rito en que se desafiaban donde cruzaban las manos y golpeaban los pies (...)pero las peleas por suerte no duraban mucho porque Bruce ¡pa, pa, pa! los noqueaba y seguía adelante». También se pueden encontrar otros relatos presenciales como el de Paul Heller, productor de Operación Dragón, quien refiere a Bruce Lee como alguien «increíblemente rápido». (The curse of the Dragon, 1993).
En la entrevista realizada a Bruce Lee entre 1971 y 1973 por su discípulo George Lee (SABER NO ES SUFICIENTE - Entrevista a Bruce Lee) se menciona a un artista marcial y extra de la película mencionada, llamado «Lo Tai Chuen» quien desafió a combate a Bruce Lee abiertamente por los medios.


Muerte

El 20 de julio de 1973, Bruce Lee se dirige al apartamento de la actriz china Betty Ting Pei para cumplir una cita con el productor Raymond Chow. El objetivo era hablar de la continuación de la película Game of death. Estando en el apartamento de su amiga y actriz Betty Ting Pei, alrededor de las 14 horas de ese día, Lee sintió un profundo y agobiante dolor de cabeza que le hizo tumbarse en la cama. Betti, según su versión que es considerada oficial, le proporcionó un analgésico que le sumió en una profunda inconsciencia de la cual ya no volvería, entrando en estado de coma. Fue llevado a un hospital, en el que ingresó sin vida.

Actualmente todavía se especula sobre las causas de su muerte, ya que nadie sabe aún por qué fue. Lo más posible es que pudo haber muerto por una complicación derivada de un ataque de epilepsia, efecto que sólo después de 20 años de su muerte la medicina parece haber descubierto.

Filkins, un médico de gran prestigio afirmaba que la explicación oficial en torno a la causa de la muerte de Lee es errónea, puesto que en las reacciones alérgicas a los fármacos se suelen presentar indicios como hinchazón irregular en el cuello o insuficiencia respiratoria. En vez de eso, Filkins piensa que Lee murió a causa de un síndrome de muerte súbita inesperada, derivada de la epilepsia Sudep, síndrome que no se identificó hasta 1995.

Lee tenía casi 33 años y los médicos aseguraron que su cuerpo no representaba más de 18-20 años biológicos. Recientemente se ha dicho como otra causa atribuible, que su deceso se debió a un aneurisma que le provocó el dolor de cabeza y finalmente lo llevó a la muerte. Su muerte sorprendió al público de Hong Kong y en un principio se atribuyó como falsa la información. Se ha sabido que antes de su muerte Lee había sufrido unos extraños desmayos anteriores de los que se había recuperado. La autopsia de Lee demostró que su cerebro se había inflamado masivamente comprimiéndose dentro de la caja craneal.

20.000 personas se congregaron ante la fachada del establecimiento de Pompas Fúnebres de Kowloon donde estaba su ataúd de bronce, abierto por la parte superior, que había costado 40.000 dólares. El funeral que siguió fue apoteósico en Hong Kong; la multitud de admiradores fue tan impresionante que el ambiente donde estaba el ataúd de Lee era sofocante. En el traslado de la caja fúnebre de Hong Kong a Seattle, donde al fin fue sepultado, tuvo que cambiarse la caja fúnebre, ya que con la humedad o condensación, el forro blanco con que estaba envuelta la caja se tiñó de azul, debido al traje de Bruce.

Fue enterrado en Lake View en Capitol Hill, Seattle, EE. UU. Tuvo con su esposa Linda Emery, ahora conocida como Linda Lee Cadwell, dos hijos: Shannon Lee y Brandon Lee. Este último falleció en pleno comienzo de su carrera artística durante un accidente en la filmación de la película The Crow (El Cuervo).


Síguenos en Facebook.

Dale a me gusta y no te pierdas las biografías y curiosidades diarias que se publican en esCuriosity. ¡Muchas gracias!

Ayúdanos a seguir curioseando.

Con vuestros donativos podremos seguir compartiendo biografías y curiosidades. ¡Muchas gracias!


Otras Biografías