"Hollywood siempre me quiso para que fuese bella, pero yo luché por el realismo."


Nacida el 5 de abril de 1908 en Lowell, Massachusetts (Estados Unidos), esta mujer de grandes ojos y fuerte personalidad fue una de las más importantes actrices que ha conocido el mundo del cine, capaz de provocar con sus interpretaciones todo un cúmulo de emociones que perviven y pervivirán en públicos de pasadas, presentas y venideras generaciones.

Ruth Elizabeth Davis era hija del abogado Harlow Davis y de Ruth Favor Davis, quienes se divorciaron cuando la futura actriz solamente tenía ocho años. Bette y su hermana Barbara quedaron en custodia de su madre, quien comenzó a trabajar como fotógrafa tras la separación matrimonial.

El primer objetivo profesional de Bette Davis era convertirse en bailarina, pero desechó esa idea para intentar probar fortuna como actriz protagonizando diversas producciones escolares y representaciones amateurs.

Acudió a la ciudad de Nueva York para estudiar en la Escuela de Interpretación de John Murray Anderson poco después de ser rechazada por Eva Le Gallienne.

En el año 1928 comenzó a actuar con la compañía teatral de George Cukor en Rochester, pero el famoso director terminó expulsándola. Un año después debutó en Broadway con gran éxito, logrando notable repercusión crítica con la representación de la obra "Broken Dishes".

Este triunfo escénico llamó la atención de los gerifaltes de los estudios Universal, quienes le ofrecieron un contrato en 1930. Debutó en el cine con la película "Mala Hermana" (1931), un título dirigido por Hobart Henley que está basado en una novela de Booth Tarkington y co-protagonizado por Conrad Nagel y Sidney Fox.

Tras una serie de películas menores Bette abandonó Columbia y fichó por la Warner bajo la mediación del actor George Arliss, quien le consiguió un papel para el drama romántico "La Oculta Providencia" (1932).


La gran oportunidad para impulsar su carrera llegó en el año 1934. La Warner prestó a Bette a la RKO para protagonizar un papel junto a Leslie Howard en un film dirigido por John Cromwell y titulado "Cautivo Del Deseo" (1934), una obra maestra basada en una novela de William Somerset Maugham que sirvió a la actriz para perfilar su personaje más característico: mujer fuerte y pérfida, de bajos sentimientos y gran vigor dramático.

La película fue un éxito y proporcionó a Bette Davis la oportunidad de protagonizar estupendas películas como "Peligrosa" (1935), drama por el que consiguió el Oscar a la mejor actriz interpretando a una alcohólica junto a Franchot Tone, o "El Bosque Petrificado" (1936), drama psicológico con rasgos negros Archie Mayo co-protagonizado por Leslie Howard y Humphrey Bogart basado en una obra teatral de Robert E. Sherwood.

En "Barreras Infranqueables" (1935) compartió créditos con uno de los actores más importantes del período: Paul Muni.



Por esa época el indomable carácter de Bette era ya popular en Hollywood y sus constantes quejas contractuales a la Warner provocaron continuos conflictos entre el estudio y la actriz. A causa de uno de ellos Bette se marchó de los Estados Unidos y se fue a residir a Inglaterra. Tras una demanda de la Warner la actriz regresó a su país pero logrando que el estudio se plegase a sus condiciones.

En esta segunda etapa en la Warner, Bette Davis protagonizó películas tan importantes como "Jezabel" (1938) de William Wyler, un drama de época basado en una obra teatral de Owen Davis que le proporcionó un nuevo Oscar por su papel de Julie Marsden.

Otros títulos destacables de finales de los años 30 y comienzos de los 40 son "Amarga Victoria" (1939), melodrama de Edmund Goulding con Bette sufriendo un tumor cerebral, "Juárez" (1939), film de William Dieterle con Paul Muni encarnando a Benito Juárez, "La Solterona" (1939), melodrama de Goulding con raíz en una novela de Edith Wharton, "La Vida Privada De Elizabeth y Essex" (1939), titulo de Michael Curtiz que protagonizo junto a Errol Flynn interpretando a la reina Isabel I, "La Carta" (1940), otra adaptación de Somerset Maugham, y "La Loba" (1941), drama basado en una obra de Lillian Hellman, ambos films con dirección de William Wyler, "Como Ella Sola" (1942), film con Olivia de Havilland interpretando a su hermana, o "La Extraña Pasajera" (1942), película dirigida por Irving Rapper que adapta una novela de Olive Higgins Prouty.

En la segunda mitad de la década de los 40 la gran actriz vio menguada esta retahíla de magníficos personajes y su producción fue más escasa, hecho que también redujo su prestigio. Una de sus mejores películas en este período fue "Una Vida Robada" (1946), film de Curtis Bernhardt basado en una novela de Karel J. Benes en el que Bette encarnó a dos hermanas gemelas.

Las cosas cambiaron con su actuación bajo las órdenes de Joseph L. Mankiewicz en la película "Eva Al Desnudo" (1950), un título que volvió a poner a la actriz en primer plano cinematográfico gracias a su excelente interpretación como Margo Channing.
Lamentablemente esta década, que se había iniciado de forma extraordinaria, no prosiguió de igual manera a pesar de protagonizar películas meritorias como "La Egoísta" (1951) de Curtis Bernhardt, "La Estrella" (1952) de Stuart Heisler o "El Favorito De La Reina" (1955), film de Henry Koster en la que Bette volvió a encarnar a la reina inglesa Isabel I.


En el año 1961 fue dirigida por Frank Capra en "Un Gángster Para Un Milagro", con Glenn Ford en el papel del gángster, y en 1962 destacó en la obra maestra dirigida por Robert Aldrich "¿Qué Fue De Baby Jane?", película basada en una novela de Henry Farrell en la que compartió cartel con otra de las grandes actrices de la época dorada, Joan Crawford, con quien Bette mantenía una famosa rivalidad dentro y fuera de la pantalla. Más tarde, también con dirección de Aldrich, rodó la interesante Canción De Cuna Para Un Cadáver" (1964).

Su periplo posterior fue más bien irregular, trabajando en la pequeña pantalla y terminando su carrera cinematográfica con la estimable "Las Ballenas De Agosto" (1987), película dirigida por el cineasta inglés, miembro destacado del denominado "Free cinema", Lindsay Anderson. En este film Bette estaba acompañada por la veterana Lillian Gish, mítica actriz que había sido musa en el periodo mudo de David W. Griffith.

La actriz de Masschusetts falleció en la ciudad de París el 6 de octubre de 1989 a causa de un cáncer de mama. Tenía 81 años.

Bette se casó en cuatro ocasiones. La primera con Harmon Nelson entre 1932 y 1939, después en 1940 con Arthur Farnsworth, del que quedó viuda en el año 1943. Su tercer esposo fue William Grant Sherry, con quien contrajo matrimonio en 1945 y se divorció cinco años después. Por último se casó con el actor Gary Merrill en un enlace que duró diez años, desde 1950 hasta 1960. Con Merrill coincidió en "Eva Al Desnudo" (1950), "Another Man's Poison" (1951) y "Phone Call From a Stranger" (1952).

Tuvo una hija con William Sherry llamada Barbara, y adoptó dos hijos con Gary Merrill, Michael y Margot.


Síguenos en Facebook.

Dale a me gusta y no te pierdas las biografías y curiosidades diarias que se publican en esCuriosity. ¡Muchas gracias!

Ayúdanos a seguir curioseando.

Con vuestros donativos podremos seguir compartiendo biografías y curiosidades. ¡Muchas gracias!


Otras Biografías